La Junta inicia en agosto la segunda fase de restauración de la iglesia de San Gil en Burgos

La restauración de la iglesia de San Gil ha superado ya la primera fase y en los próximos meses encarará la segunda para devolverla todo su esplendor. La Consejería de Cultura ha iniciado ya los trámites para contratar las obras, de modo que puedan estar culminados en julio e iniciarse los trabajos en agosto.

Esta segunda fase se centrará en la fachada occidental con el acceso desde el pórtico, que es la más utilizado, y está previsto eliminar el torreón falso que se hizo en su día. También se restaurará el atrio y se mejorarán las escaleras de acceso de al templo más cercanas a la calle Hospital de los Ciegos. Paralelamente se limpiarán los elementos escultóricos de la portada, que están muy renegridos como consecuencia del paso del tiempo y reintegrar elementos que se han perdido.

Otra de las actuaciones será mejorar las cubiertas, donde será necesario reponer algunas limas y bajantes para evitar filtraciones. Las vidrieras de los paramentos sur y oeste también se limpiarán y restaurarán cuando se acometan las fachadas aprovechando la instalación de los andamios.

El coste de la intervención rondará los 160.000 euros, aunque podría rebajarse según la licitación.

Quienes visiten el templo podrán comprobar las actuaciones ya realizadas, que han costado 67.000 euros y que han sido sufragadas por la propia parroquia, dado que la actuación se incluye dentro del Programa Uno por Uno puesto en marcha por el Gobierno regional para que los propietarios de un bien se impliquen en su restauración, conservación y puesta en valor.

Se ha mejorado el acceso desde la calle San Francisco con la instalación de una rampa y también se han restaurado los florones que adornaban el final de las escalinatas. Igualmente se han reformado los aseos y se ha intervenido con técnicas láser en la portada sur, que quedó libre tras el derribo del viejo Club de Esgrima, que es muy rica artísticamente. En este sentido, puede verse en todo su esplendor un bonito arco ojival.

La iglesia de San Gil está considerada por los expertos en arte gótico como la segunda más importante después de la Catedral, de ahí la importancia de su restauración. Ya en 2005 se realizó una intervención para eliminar humedades y restaurar la capilla de la Natividad por un importe de 300.000 euros.

El año pasado la Junta colocó una nueva señalización en el templo al formar parte de los 20 hitos del Camino de Santiago en cinco comunidades autónomas con motivo de celebrarse el 20 aniversario de la declaración de la Ruta Jacobea como Patrimonio de la Humanidad. El objetivo es que San Gil forme parte de un proyecto similar al de San Nicolás  para así completar la visita a la Catedral.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...