La Junta destinó en 8 años casi 7 millones de euros al servicio religioso en hospitales

Más de 40 capellanes atienden a los pacientes católicos hospitalizados en Castilla y León

La presencia de capellanes en centros sanitarios viene recogida en el Acuerdo del Estado español con la Santa Sede de 1979, en el que se declara que el Estado garantiza el derecho a la asistencia religiosa de los católicos internados en los centros hospitalarios del sector público. Los detalles se concretan en el convenio firmado entre el sistema de salud con la Conferencia Episcopal Española del 21 de diciembre de 1985, ratificado el 2 de diciembre de 2004. En Castilla y León actualmente existen 43 capellanes distribuidos entre los centros hospitalarios, con dos modalidades de pago de la atención: una cuantía de retribución personal y otra que se abona por equipamiento. El coste total de los capellanes en 2012 ascendió, según datos de la Consejería de Sanidad, a 828.389 euros. Solo en el primer trimestre del año pasado, la Junta gastó 203.602 euros en asistencia religiosa en los complejos hospitalarios de Ávila, Burgos, Miranda de Ebro, Aranda de Duero, León, Ponferrada, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid Este, Valladolid Oeste, Medina del Campo y Zamora.

La Administración regional gastó 850.000 euros anuales de media en los últimos ocho años para financiar el servicio religioso a los católicos hospitalizados. En total, desde 2005 al primer trimestre de 2013, fueron 6.839.920 euros. La factura recibida en el complejo asistencial Santa Bárbara de Soria correspondiente a los tres últimos meses del año pasado asciende a 11.835 euros, similar a la de años anteriores. Allí trabajan este año tres capellanes, cuando el año pasado dos estaban a jornada completa, mientras que el otro estaba a media jornada.

El procurador socialista por Soria, Javier Muñoz, explicó que el PSOE ha planteado varias iniciativas en las Cortes para que se revisen los acuerdos de la Junta con la Iglesia «porque las facturas son muy altas; mientras el Gobierno regional recorta los servicios sanitarios con reducción de presupuesto o incluyendo copagos, la asistencia religiosa se mantiene o crece en algunos años, aumenta el precio y el personal». El Grupo Popular se ha negado a revisar dichos acuerdos «porque aseguran que es inamovible; pero lo que no se mantiene es la calidad del servicio sanitario ni los recursos destinados a cuidar a todos los ciudadanos de Castilla y León», apuntó Muñoz . El socialista remarcó que «lo que gastamos cada año en este servicio es lo que la Junta estimó que ahorraría cerrando urgencias nocturnas en los pueblos».

Cuidado integral

El gerente regional de Sacyl, Eduardo García Prieto, explicó que «desde el año 2004, con el convenio firmado con la Confederación de obispos, se les traslada unas subvenciones según el número de capellanes que están establecidos en una norma estatal fijada en el año 1985, y también se les traslada un dinero en concepto de equipamiento de los lugares destinados al culto dentro de estos centros hospitalarios». García Prieto insiste en que «la Gerencia lo único que hace es cumplir la normativa estatal, con una compensación económica al obispado como rige la ley». Añade que sí ha habido una modificación con respecto a otras religiones y «no hay compensación para la musulmana, judía o evangélica». La decisión de recibir o no asistencia católica es voluntaria, por lo que «nunca ha habido ninguna queja en la Gerencia, primero se pregunta la confesión y después se respeta la decisión del paciente».

José Antonio Encabo, delegado de Pastoral de Salud de la Diócesis de Osma-Soria, defiende las funciones de los capellanes y apunta que «la Organización Mundial de la Salud reconoce el cuidado integral del enfermo, también su interior, porque se le presentan cuestiones vitales que se manifiestan con más fuerza en momentos duros; los enfermos tienen el derecho a esta asistencia y así disponen de ella».

capilla hospital Palencia

Capilla del hospital Río Carrión de Palencia. / Merche de la Fuente

Archivos de imagen relacionados

  • capilla hospital Palencia
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...