La Junta de Extremadura asegura que su currículo de Religión “atiende a los Acuerdos Iglesia-Estado”

El decreto de la Junta de Extremadura sobre las clases de Religión, tumbado la pasada semana por el TSJEx, “sí atiende a la normativa básica nacional (LOMCE) y sí atiende al acuerdo con la Santa Sede en 1979“. Al menos así lo entiende el secretario general de Educación extremeño, Rafael Rodríguez de la Cruz.

El responsable educativo ha defendido el decreto de la Junta que regula las horas de clase de Religión en la región en 1º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y en 1º de Bachillerato, y cuyo contenido fue recurrido por las diócesis y profesores extremeños. Y, desde la semana pasada, por el tribunal.

En este sentido, el secretario general de Educación ha indicado que “como ya anunció la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, la Junta acata la sentencia, pero discrepa del contenido“, y por ello ha anunciado van a recurrir “las dos sentencias, porque el contenido de las mismas no está tan nítido”.

La determinación de los horarios, lo dice tanto la LOE como la LOMCE, es competencia exclusiva de la administración educativa“, subraya el responsable de la Junta, quien ha recordado que “no ofertan religión en segundo de Bachillerato porque es el equivalente a la antigua COU, y en ahí no había Religión”.

En su opinión, el modelo educativo actual “ha cambiado con respecto a cuando se hicieron los acuerdos del Estado Español con la Santa Sede en 1979”, y “no es cierto que se haya eliminado el 50 por ciento de la carga horaria en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), se ha eliminado el 50 por ciento de primer curso de la ESO”.

Una reducción, que según de la Cruz no se ha hecho “por capricho, sino para poder incrementar las materias troncales, porque no hay que olvidar que los alumnos tienen que examinarse de las revalidas”, y ha expresado que “corresponde a las administraciones educativas de cada región establecer el número de horas, en las materias específicas”.

Por su parte, el presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha pedido al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que “vuelva al consenso” en materia educativa y ha criticado, sobre las sentencias relativas a la Religión, que “ha roto los consensos que firmó″ en su anterior etapa como jefe del Ejecutivo regional “y ha querido regular caprichosamente podemizándose”.

Monago ha definido como “demoledoras” las sentencias del TSJEx, que demuestran que “no se puede gestionar a golpe de proclama, ni a golpe de capricho y además rompiendo los consensos”, sobre lo cual ha recordado que en Extremadura había consenso en materia educativa y una Ley de Educación firmada entre el PSOE y el PP “para darle estabilidad al sistema”.

“Y ha llegado nuevamente al gobierno el señor Fernández Vara y ha roto los consensos que firmó, y ha querido regular caprichosamente podemizándose en una materia como es ésta”, ha hecho hincapié el líder de los ‘populares’ extremeños, para quien las sentencias del TSJEx “han respondido a ese querer legislar por capricho de la Junta de Extremadura”.

En esta línea, ha subrayado que la consejera de Educación, Esther Gutiérrez, “debe explicar las consecuencias que va a tener en el sistema educativo y en el currículum” en la región tras estas sentencias “muy rotundas”, “muy claras” y “contra el sectarismo” y “la ola podemita que asalta en ocasiones al Ejecutivo extremeño”, a la vez que ha alertado de que “pusieron el ojo también en la concertada” y “van a volver a errar”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...