La Junta de Castilla y León destina 500.000 euros para restauraciones en la iglesia de San Nicolás de Bari en Aranda de Duero (Burgos)

La Junta de Castilla y León destina esa cantidad para restaurar el artesonado, el retablo y las escaleras de acceso al coro de la iglesia de Sinovas, declarada BIC

La iglesia de San Nicolás de Bari de Sinovas, declarada BIC en 1964, será objeto durante este año y el próximo de una nueva rehabilitación. En concreto se actuará sobre tres de sus elementos más significativos: el artesonado (que se limpiará y restaurará), el retablo (que se rehabilitará de forma íntegra), y las escaleras mudéjar de yesería que dan acceso al coro, que también se repararán. Para poder acometer estas mejoras en el interior del templo ribereño, la Junta de Castilla y León ha dispuesto una partida próxima a los 500.000 euros, como explica el alcalde del barrio arandino, Miguel Ángel Gayubo.

De entre todos los elementos, el artesonado es el más importante de ellos, de hecho es prácticamente único, tanto en su pintura y diseño como en la forma en la que está construido. De este artesonado se conserva una tercera parte del original, el resto se ha perdido, y ya en una reforma anterior se barajaron dos opciones, completar las dos terceras partes con una réplica, o colorar madera clara para que el original se viera más. Finalmente se decidieron por esta última opción, por lo que pasados unos meses, y tras su limpieza, el valioso artesonado resaltará aún más. El retablo también se rehabilitará de forma íntegra, ya que está dañado por la polilla, y la escalera, que ya se consolidó, será objeto también de esta restauración.

Ya han pasado varias empresas a ver de cerca este templo y en próximos días está previsto que se adjudiquen los trabajos, que son bastante completos, por lo que muchas de las propuestas llegarán de manos de UTEs.

Como señala Gayubo, con esta actuación el templo quedaría completamente restaurado, después de la reforma global que sufrió hace unos años, donde se arreglaron paredes, tejado, la torre, parte del exterior y los suelos. «Ahora queda conservarla para que perdure en el templo», explica el alcalde del barrio, cargo que lleva ejerciendo durante los últimos veinte años y que continuará desempeñando cuatro más. Mejorar la Plaza Mayor y la cobertura de internet y móvil son dos de sus próximos objetivos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...