La Izquierda de Salamanca rechaza la participación de cargos públicos en los eventos religiosos

La Izquierdade Salamanca considera que ningún cargo público en el ejercicio del mismo debe participar en los actos religiosos que se sucederán en nuestra ciudad durante la semana santa.

A lo largo de los años se sigue manteniendo en Salamanca una costumbre que se opone a la pretendida aconfesionalidad del Estado proclamada en la Constitución de 1978: La presencia de diversas autoridades y cargos públicos en las procesiones y otros eventos religiosos católicos durante el periodo de semana santa. Esta asistencia se produce en el ejercicio de sus funciones y no como ciudadanos particulares.

Esta forma de actuar revela un sometimiento del poder público a unas determinadas creencias religiosas que es del todo incompatible con la pluralidad social de los salmantinos entre los que los hay no católicos y no creyentes en religión alguna.

Otra faceta de esta visión confesional de las instituciones públicas se manifiesta en la asistencia de representaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado escoltando las imágenes que desfilan por las calles de Salamanca, poniendo estos cuerpos públicos bajo advocaciones religiosas. Aparte de lo pintoresco que esta circunstancia pueda resultar, no parece muy correcto que aquellos que pueden utilizar la fuerza en interés público deban tener algún tipo de creencia colectiva como institutos armados.

Desde La Izquierdade Salamanca entendemos que la verdadera democracia solo es compatible con un Estado Laico en el que las creencias religiosas o la ausencia de estas quedan restringidas a la esfera privada de cada ciudadano.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...