La IV Jornada Laicista se celebra en Albacete

Desde Europa Laica analizarán el grado de libertad de conciencia y convicciones en el estado de derecho

Después de celebrarse en Rivas, Valladolid, Granada, Barcelona… la IV Jornada Laicista de Europa Laica llega hasta Albacete este sábado 6 de febrero. La junta directiva a nivel estatal así lo decidió por comodidad de desplazamientos para todos los socios y por dar difusión a la ciudad coincidiendo con el año de la celebración del III Centenario de la Feria.
Alrededor de 150 personas de todas las comunidades están inscritos en esta jornada que también contará con socios procedentes de países extranjeros como Bélgica, Francia o Alemania.
Durante toda la jornada se analizarán diversos aspectos que pasan a analizar el grado de libertad de conciencia en España y de convicciones en un estado de derecho. Para ello, por la mañana en el centro cultural de la Asunción, el magistrado emérito del Tribunal Supremo de Justicia, José Antonio Martín Pallín analizará nuestro estado de derecho y Marta García Alonso, profesora de universidad, dará su visión sobre el modelo la laicidad francés.
Ya por la tarde, en el Ateneo Albacetense, tendrá lugar el análisis de la 'Propuesta política sobre la actual ley de libertad religiosa y alternativa que propone Europa Laica y otras posiciones' y el debate titulado 'La voz de las organizaciones que promueven el Estado Laico'.
De todos los círculos
A la jornada vendrán asociaciones de todo tipo, relacionadas con el mundo cristiano, con el ateísmo, partidos políticos, el responsable de Izquierda Unida Cayo Lara y el de Izquierda Republicana de Cataluña, la alcaldesa de Albacete Carmen Oliver y el delegado de la junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, Modesto Belinchón.
Durante la presentación del programa de la IV Jornada Laicista de Europa Laica, su presidente, Francisco Delicado, dejó claro que se trata de un encuentro que esta a favor de la constitución y de la democracia más avanzada por lo que este año han creído conveniente analizar el grado de libertad de conciencia «porque entendemos que la sociedad va por un lado y el poder político por otro».
Un ejemplo de este hecho lo dio apuntando a la Iglesia porque «siguen disfrutando de muchos privilegios que no se corresponden con la realidad social como financiación pública, están exentos de tributos, con centros educativos de ideología católica sin inspecciones…».
Delgado añadió que el laicismo no es una ideología que va en contra nadie sino que acoge a todas las convicciones dentro y fuera de las religiones, por lo que lo único que exigen «en un trato igualitario y las mismas oportunidades para todos».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...