La intolerancia religiosa mata

En su búsqueda por la fe, personas que profesan una religión diferente a la católica han vivido amargos episodios e inclusive han perdido la vida

La intolerancia religiosa persiste y daña a aquellas personas que discrepan con la religión católica y esto aumenta en comunidades indígenas donde están arraigados los usos y costumbres y predomina la religión católica.

Con motivo de este 24 de enero, Día Mundial de las Religiones, se dio a conocer que en la entidad, hay decenas de familias aún en espera de regresar a sus pueblos después de haber sufrido el destierro por ser protestantes o evangélicos.

De acuerdo con estimaciones del Gobierno del Estado, son más de 20 casos históricos que muestran la violación de los derechos humanos y de la libertad de culto de hombres y mujeres.

De Cristo de Ixtapalapa a pastor

El pastor Fidel Hernández Morales, durante nueve años escenificó al Cristo de Ixtapalapa en la Ciudad de México, pero ahora, está al frente del templo de la Convivencia Cristiana de Oaxaca, religión que profesa desde hace cinco décadas.

«Siempre ha habido intolerancia. Al iniciar mis labores en el templo de esta entidad lo notaba más, pero con el tiempo ha cambiado y la gente se ha vuelto más respetuosa de otras expresiones religiosas», comentó.

Instalado en el edificio que se localiza sobre Avenida Universidad, el oriundo de la Ciudad de México contó que de actor pasó a ser mensajero de Dios, orando y pidiendo por los demás, por las autoridades y por los que sufren.

«Yo fui católico por mucho tiempo, me bautizaron, hice mi primera comunión; iba con el sacerdote y me confesaba, le contaba lo bueno y lo malo me lo guardaba. Hasta que en el año de 1964 recibí a Dios en mi vida», narró.

El templo de esta religión cuenta con un espacio amplio y para llevar a cabo sus actos religiosos y cuentan con el permiso de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Hernández Morales lleva en esta entidad 46 años, después de haber recibido el mensaje de Dios que le indicaba que tenía que venir a ayudar a esta tierra. El pastor ha recorrido decenas de comunidades y en algunas se ha topado con expresiones de intolerancia.

En su juventud, Fidel Hernández fue miembro de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), participó en dos películas y cuando estaba a punto de tener un papel más grande, su gusto por la actuación cambio y decidió dedicar su vida a la practicar la fe.

«Cuando me sentía asqueado y miserable por la vida de desequilibrio y excesos que llevaba, me percaté de algo agradable que cambió mi mundo y se adentró en mí», contó.

Sentado en su despacho, confesó que su vida estuvo llena de placeres pero ese tipo de sensaciones no pudieron llenar el vacío que sentía.

La intolerancia mata

Los integrantes del templo Convivencia Cristiana de Oaxaca han sufrido discriminación, principalmente, durante su paso por la región de la Sierra Sur. En Tepehuaje, Miahuatlán, Palo Grande, tuvieron el rechazo de mucha gente, pero con el paso de tiempo se convirtieron en bastiones de esta religión.

«En Monjas, me quisieron matar», expuso el pastor.

Otros hechos de intolerancia los vivieron en Santiago Atitlán en la zona Mixe, en ese lugar dos practicantes de la religión cristiana perdieron la vida.

En el 2006, el pastor Fidel Hernández intentó llamar a rezar por los gobernantes para que así encontraran el camino y dieran solución al conflicto político social, pero grupos radicales de la Sección 22 del magisterio llevaron una pipa de gasolina a las inmediaciones de su templo, ubicado en Avenida Universidad e intentaron quemar el lugar.

Enrique Ángeles Cruz, el apoderado legal de este templo dijo «inclusive dijeron que estábamos dando protección a los elementos de la Policía Federal para que los desalojaran de sus bloqueos».

Otra persona que ha vivido la intolerancia religiosa en carne propia es Juan López, quien sigue buscando las condiciones para regresar a Santiago Vargas, Yautepec, de donde fue expulsado en el 2012 por profesar una religión distinta a la católica.

«Es la obra satánica que no quiere que el ser humano conozca la verdad; Dios sólo quiere el bien de todos», consideró.

Llaman a orar por Oaxaca

Ante la situación incierta, los representantes de esta iglesia coinciden con la grey católica y llaman a la oración a los gobernantes, desde los de más bajo nivel hasta los que tienen cargos más grandes como el presidente de la república.

«Debemos orar por todos, para que les vaya bien, no debemos dejar que nos vean como enemigos», dijo el pastor Fidel Hernández

Al igual que las otras religiones se basan en la biblia, por lo que no se consideran diferentes.

La religión católica, sigue viva

El vocero de la Arquidiócesis de Antequera, José Guadalupe Barragán Oliva, señaló que pese a los esfuerzos de «otros grupos» por tener presencia en la sociedad, la religión católica es la mayoritaria en el territorio oaxaqueño.

Eso, aunado a que el Arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello, en sus conferencias dominicales, ha insistido en fortalecer la fe, porque en ocasiones habla de la participación superficial de los creyentes.

«Sí, estamos reforzando la liturgia, la vocación y el que desde las familias se unan para profesar una fe completa», dijo el vocero.

Aunque no reconoció descuido de los fieles, consideró que existen personas débiles en su amor a Dios. «No precisamente descuido, pero sí falta amarrar bien la fe», señaló el prelado del templo de las Felícitas y Perpetuas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...