La intención del gobierno municipal de Ferrol (A Coruña) de suprimir San Xiao como festivo local tiene visos de prosperar pese a la polémica

La propuesta del gobierno de Ferrol de suprimir del calendario de festivos locales el patrón de la ciudad, San Xiao, -quedarían el martes de Carnaval y el día de Chamorro- ha generado debate en la comisión informativa de ayer, tanto por las formas, cuestión que fue criticada por toda la oposición, por no haberlo consultado antes, como por el propio contenido, que no comparten algunos de los grupos. No obstante, y a pesar de que la mayoría de los partidos decidieron reservar su voto para el pleno, lo más probable es que el próximo 7 de enero, lunes, sea un día laborable.

La única que se posicionó clara y radicalmente en contra de suprimir el festivo local de San Xiao fue la concejala de Ciudadanos, Ana Rodríguez Masafret. Su argumento es que no se trata de un tema de ideología política, sino de una tradición de más de 200 años, que no se puede eliminar de buenas a primeras, sin ningún tipo de consulta. La postura del PP también parece clara, ya que, aunque no se pronunció sobre el voto que va a emitir, desde el grupo sí se dijo no compartir la idea del gobierno de que deje de ser festivo, apostillando que la Xunta sí piensa en Ferrol, porque ha declarado festivo San José, el día de las Pepitas.

En cuanto al PSOE, el concejal Bruno Díaz, que en comisión también reservó su voto para el pleno, después manifestó a este periódico que su grupo se posiciona a favor de que San Xiao no sea festivo. En esta línea, y tras criticar las formas del gobierno, «que debería de haber consensuado su propuesta o por lo menos haberla hablado», manifestó que el patrón de la ciudad «siempre estuvo en cuestión, porque es justo después de las Navidades y no es día lectivo». Díaz indicó, asimismo, que, hace dos años, fue precisamente el PSOE el que propuso que fuese festivo el martes de Carnaval.

Por su parte, el BNG, que también reservó su postura para el pleno, también votará a favor de que San Xiao se suprima del calendario festivo local. No obstante, su portavoz, Iván Rivas, consideró muy pobre el argumento de laicidad del gobierno para el cambio, ya que, sin embargo, «segue dando subvencións a Semana Santa e segue sen cobrar polas propiedades da Igrexa que non están abertas o culto».

Solo resta por conocer el posicionamiento de la concejala no adscrita Esther Leira, que no lo ha querido desvelar, y que podría inclinar la balanza hacia la supresión del festivo u obligar al alcalde, Jorge Suárez, a hacer uso de su voto de calidad, habida cuenta de que en el pleno de la próxima semana se materializará la renuncia de Alejandro Langtry, por lo que, hasta la toma de posición del nuevo concejal, el grupo quedará reducido a diez.

Pero a nivel de hostelería y comercio la polémica también está servida. La Asociación de Hosteleros de Ferrol y comarca defiende la propuesta del gobierno. «Preferimos que se elimine San Xiao y se ponga el martes de Carnaval o incluso la víspera de Las Pepitas, y así lo venimos pidiendo desde hace tiempo», manifestó a este periódico Luisa Barro, gerente de la asociación, argumentando que el 7 de enero comienzan las rebajas «y siempre ve a haber gente».

Sin embargo, los comerciantes no comparten esta idea y se oponen radicalmente al cambio. Cristóbal García Nores, presidente de Centro Comercial Aberto Ferrol A Magdalena, argumenta que es una celebración institucional con más de 200 años de tradición, «que no se puede eliminar sin más y sin haber hecho ninguna consulta».

Mientras tanto, el alcalde, Jorge Suárez, justifica el cambio en una cuestión de «sentido común» y no de querer enfrentar a nadie. Así, dijo que se trata de favorecer la actividad comercial y hostelera durante el Carnaval, porque en San Xiao ya abre el comercio por las rebajas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...