La infanta Leonor, al cole

Esto debe ser el sano laicismo: que, junto a los polideportivos, no falte una capilla

Cantan de alegría los padres jotas africanas porque los niños vuelven a los colegios y finalizan esas interminables vacaciones que duran casi tres meses. Interminables desde el punto de vista de los padres y mínimas (¿qué son tres mesecillos de vacaciones?) desde el punto de vista de los alumnos y de los profesores, tan elogiados por el alcalde de Madrid en su intervención en el programa televisivo Tengo una pregunta para usted. ¿Por qué son tan largas las vacaciones escolares? Porque el Estado sabe que el trabajo de los profesores tendría que pagarlo mucho mejor y, de este modo, con unas largas vacaciones, indemniza a los profesores con rendimientos en especie (y quizá son de los pocos rendimientos en especie que no tributan a Hacienda).

Una noticia madrileña se impone estos días. Los nietos de los Reyes empiezan el cole, leo en la portada de la revista pronto (sí, sí, con minúscula). Compro la revista para, como diría Tucídides, informarme y de paso admirarme de que sólo cueste un euro. Y es probable que Tucídides, siendo el primer historiador griego que contó la historia atendiendo a las causas económicas de las guerras, también se animaría hoy a comprar pronto, puesto que, además de anunciarse como "la revista más vendida de España", tiene unos reporteros que nos dan información económica. Veamos, si no, la noticia.

La televisión dio la noticia de la incorporación de la infanta Leonor, que el próximo 31 de octubre cumplirá 3 años, al parvulario del colegio Santa María de los Rosales, domiciliado en Aravaca. En algunos programas televisivos oigo que es un centro educativo laico que cuenta con dos gimnasios y cuatro pistas polideportivas, además de una capilla. Sorprende que un centro que cuenta con capilla y que, sobre todo, se llama Santa María de las Flores sea calificado como laico. Que el sintagma "de las Flores" tenga un significado que suena a laico se comprende bien. Pero ese "Santa María" que inicia el nombre de la marca del centro ¿quién podría calificarlo de laico salvo que estemos hablando de una María atea, infiltrada en el nombre, y que por eso mismo se oculta con el disfraz de santa? Que será un buen centro escolar no lo dudo y, como ocurre en tantos centros religiosos, no dudo de que habrá asignaturas que se darán con la mayor competencia profesional. Pero los programas televisivos no pasan de informarnos de que en este colegio, próximo al palacio de La Zarzuela, estudió el príncipe Felipe. También se ve que, en estos informadores televisivos, ha calado hondo la visita del Papa a Lourdes donde Benedicto XVI ha abogado por un "sano laicismo". Esto debe ser el sano laicismo: que, junto a los polideportivos, no falte una capilla y la marca del centro comience por apelar a la Virgen.

Firma el reportaje de pronto Araceli Manzanares y, del mismo modo que Tucídides, adelantándose muchos siglos a Marx, explicó las raíces económicas de la Guerra del Peloponeso, que acabó con la derrota de Atenas frente a Esparta, la excelente reportera de pronto nos cuenta la historia de la fundación del colegio Santa María de las Flores. El príncipe de Asturias, cuenta Manzanares, no ha sido el primer Borbón que ha estudiado en este colegio. El centro fue fundado por 13 ilustres varones con vistas a que estudiase en él don Alfonso de Borbón, el hermano de don Juan Carlos, que, a los 14 años, murió en un accidente desgraciado.

En 1971, los fundadores del centro y algunos antiguos alumnos crearon la Fundación Paideia, que adquirió en 1986 el 100% de las acciones del colegio. Esta aparición de la paideia en la revista pronto me lleva al instante a abrir Paideia. Los ideales de la cultura griega, de Werner Jaeger, ese libro que es una cumbre de la filología griega. Leo deslumbrado en Paideia el capítulo Tucídides como pensador político y admiro la profundidad, claridad y extrema agilidad de la prosa de Jaeger, traducida magistralmente del alemán al castellano por dos auténticos genios: Joaquín Xirau y Wenceslao Roces.

Hoy sábado, a las 12.30, los padres que, durante la semana, han cantado jotas de Egipto y Senegal, podrán cantar la Jota de san Fermín, de Pablo Sarasate, en el templete del parque del Retiro. Hoy, hace 100 años, murió en Biarritz el violinista y compositor Pablo Sarasate. Cincuenta y cinco músicos de la banda La Pamplonesa ofrecerán el concierto Pablo Sarasate y su música. En Colmenar Viejo honran a Pablo Sarasate con una calle próxima a Opencor, la catedral de esta villa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...