La Iglesia teme que ateos, laicos, gais e indignados empañen con sus acciones la JMJ

Una gran manifestación, mesas informativas, perfomances en la vía pública, un topless masivo y una besada gay para arruinar la visita del Papa a España

Miles de ateos, laicos, cristianos de base, activistas gais y miembros del movimiento del 15-M recorrerán este miércoles las principales calles del centro de Madrid para protestar frente a la visita a España de Benedicto XVI. La manifestación, que partirá a las 19:30 horas de Tirso de Molina y que culminará en la Puerta de Sol, está convocada por más de 150 colectivos progresistas.

Aunque oficialmente el movimiento 15-M no se ha adherido a esta concentración, que básicamente pretende censurar el gasto público que comportará la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), la mayoría de sus miembros sí que lo han hecho de forma individual. De hecho, muchos indignados de toda España han acudido a la capital para sumarse a una manifestación que podría empañar la visita del Papa a nuestro país.

Lo que dice la Iglesia
En la Iglesia son conscientes de ellos. La jerarquía católica ha tachado esta marcha de “inoportuna e irresponsable”. Por su parte, los responsables de organización de la JMJ aseguran que la manifestación antipapa está convocada por gente intolerante que busca visibilidad. “Les molesta que se celebre una ceremonia religiosa. Y eso es intolerancia, pero no ya intolerancia religiosa, es intolerancia humana”, declaran desde la Iglesia.

Lo que dicen los manifestantes
“Nosotros no protestamos por la visita de jóvenes católicos, ni de Benedicto para hacer apostolado, sino ante el tratamiento institucional previsto, el boato, el costo y derivación de recursos públicos que superarán los cien millones de euros y las injerencias del Papa y de la jerarquía católica en la política y democracia española”, aclaran los organizadores de la manifestación.

Actos contra la visita
Pero esta manifestación no es el único acto que se está preparando para desdibujar la Jornada Mundial de la Juventud. Algunos miembros del Movimiento 15-M y de colectivos laicistas pretenden colocar mesas informativas en las puertas de las iglesias, colegios donde se alojan los peregrinos y principales plazas públicas para exponer su rechazo a la jerarquía católica.

Performances y flashmob
Según ha podido saber ELPLURAL.COM, también se estudia la posibilidad de realizar diferentes performances y flashmob (concentración repentina de gente) en los principales puntos donde se desarrollará la visita de Benedicto XVI. En especial, los laicos quieren llevar a cabo estas acciones en las inmediaciones al aeropuerto de Cuatro Vientos (donde llegará el Papa)  y en Cibeles a la misma hora en la que se celebrará la misa principal de la JMJ.

Topless masivo
Sin embargo, los organizadores de este tipo de acciones, entre las que también se incluye un topless masivo, son conscientes de la enorme dificultad de convocatoria y preparación, por lo que su realización está en el aire. Sin ir más lejos, recuerdan que 10.000 policías se afanarán para impedir la celebración de este tipo de actos.

Besada gay
Lo que si parece seguro es la celebración de una besada de gais, lesbianas y transexuales en las inmediaciones al recorrido del Papa. Liderada con cierto secretismo por los principales colectivos homosexuales, con esta besada se pretende denunciar la homofobia del Papa y la jerarquía católica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...