La Iglesia también se apropia de un parque infantil en Gares

En pleno centro de Gares, junto a la iglesia de San Pedro, existe un parque infantil con toboganes y columpios para los txikis del pueblo. En su día el Ayuntamiento compró estos terrenos al arzobispado, pero éste los volvió a inscribir a su nombre cuando inmatriculó la citada iglesia. La izquierda abertzale reclama ahora su devolución, y también otros bienes públicos.

El caso de Gares es uno de los más significativos del expolio que la Iglesia católica está llevando a cabo en Nafarroa, porque se ha apropiado incluso de un parque infantil público ubicado en unos terrenos comprados por el Ayuntamiento al propio arzobispado, quien alegaba que eran de su propiedad.

En concreto, el día 25 de marzo de 1971 el Consistorio desembolsó 70.000 pesetas al arzobispado de Iruñea en concepto de compra de la casa del campanero, que entonces estaba adosada a la iglesia de San Pedro. Curiosamente, en el patio de dicha casa se guardaban las vaquillas que corrían los encierros y capeas de las fiestas de Gares, lo que denota que dicha construcción se consideraba de propiedad municipal.

La compra de esos terrenos se realizó con premura, ya que el Ministerio de Educación había puesto como condición que el Ayuntamiento adquiriese los terrenos para que hubiese un patio escolar junto a las nuevas escuelas infantiles, que se habían habilitado en el lugar que ahora está destinado al Centro de Salud y Club de Jubilados.

Para poder pagar las 70.000 pesetas, cantidad considerable en aquella época, el Ayuntamiento de Gares recurrió al dinero obtenido de un aprovechamiento forestal de pinos.

En octubre de 2007 los concejales de la izquierda abertzale presentaron una moción suscrita por la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarra para denunciar la inmatriculación de la iglesia de San Pedro por parte del arzobispado, ya que entendían que se trata de un bien público. La propuesta sólo obtuvo el apoyo de los tres ediles abertzales y del alcalde, Feliciano Vélez (Agrupación Puentesina).

Posteriormente, y a la vista de las certificaciones del Registro de la Propiedad que fueron aportadas en el pleno municipal, los propios servicios jurídicos del Ayuntamiento comprobaron que el arzobispado no sólo había inscrito a su nombre la citada iglesia, sino también los terrenos donde se asienta el parque infantil.

Aquella inmatriculación se llevó a efecto el 30 de diciembre de 2003, y la diócesis de Iruñea se apropió de los 565 metros cuadrados en los que se ubica la iglesia de San Pedro y de los 670 metros cuadrados que ocupa el parque infantil.

El Pleno lo tratará el miércoles

A la vista de todos estos datos, el concejal Xabier Vélez presentó anteayer en el Ayuntamiento, en nombre del grupo independentista, una moción en la que se insta al arzobispado de Iruñea a que «restituya a la máxima brevedad los bienes patrimoniales inmatriculados inde- bidamente».

Esta moción será debatida por el pleno del Ayuntamiento el próximo miércoles, día 29, a partir de las ocho de la tarde. Miembros de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro han anunciado su asistencia a esta sesión.

Inmatricula una ermita pese a figurar en el catastro municipal

La inmatriculación de los terrenos donde se asienta el parque infantil de Gares no es la única apropiación que ha indignado a los vecinos del pueblo. En su afán por acaparar el mayor número de bienes, la jerarquía de la Iglesia católica ha registrado incluso un edificio que figura en el catastro municipal de Gares como bien patrimonial.

Se trata de la ermita de San Martín de Gomazin, de construcción prerrománica, que está situada a unos cinco kilómetros del casco urbano, cerca del Señorío de Villanueva. Este templo está incluido en el terreno comunal del Monte de Gares, por lo que los concejales de la izquierda abertzale reclamarán en el pleno del miércoles su devolución al Ayuntamiento. I. V.

Archivos de imagen relacionados

  • Parque en Gares
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...