La Iglesia se lleva 1,9 millones de los diez que destina la Diputación de Valencia a restauración

El castillo de Petrés, la torre medieval de Llíria, la Alqueria de l´Aigüa Fresca de Sagunt, los ponts vells de Gestalgar, la torre dels Milà i Aragó d´Albaida o el refugio de Serrans de València son algunos de los bienes inmuebles que serán restaurados con las ayudas aprobadas por la Diputación de València, pero no todos. También recibirán subvenciones la capilla, retablo y púlpito de la iglesia San Miguel Arcángel de la Puebla de San Miguel, la iglesia parroquial de San Juan Bautista de Llanera de Raners, la ermita del Cristo de la Agonia de Alfarrasí, o las campanas de la parroquia Asunción de Nuestra Señora de Alboraia.

En total, los cerca de 10 millones de euros que la corporación provincial dedicará a la rehabilitación de patrimonio mueble e inmueble alcanzarán a 248 proyectos, la mayoría de ellos públicos (121), aunque la Iglesia no se ha querido quedar atrás y ha presentado un buen número de solicitudes no solo a través de parroquias sino también a través de los ayuntamientos (se han aceptado 39, un 15 % del total). El resto hasta llegar a 248 pertenecen a ayudas a escuelas de música, la mayoría de las cuales son privadas (72 de 88).

En concreto, se destinarán 1,9 millones a bienes muebles e inmuebles eclesiásticos, 3,5 a inmuebles musicales (la mayor parte de ellos dedicados a insonorizar escuelas de educandos) y 4,6 a bienes de titularidad pública, ya sean edificios o piezas culturales.

Según explicó ayer el diputado de cooperación municipal, Emili Altur, se llegaron a recibir más de mil peticiones para esta convocatoria bianual. «Nos hubiera gustado ir más rápido, pero el cambio de ordenanza y el número de solicitudes lo impidió», detalló. La vicepresidenta de la diputación, Mª Josep Amigó, indicó que la intención es que en los próximos presupuestos se mantenga la partida, cuyos fondos se han repartido a 159 municipios atendiendo a criterios «objetivos y técnicos». «Una comisión exclusivamente técnica, con ausencia total de políticos, es la que ha analizado caso por caso las solicitudes y las ha otorgado», añadió Altur. Este año cada proyecto podía recibir hasta 100.000 euros de la diputación, con el compromiso de cofinanciación por parte de los ayuntamientos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...