La Iglesia se adelanta al Ayuntamiento y registra a su nombre dos ermitas

Izquierda Unida denuncia el «robo» de los templos San Pedro y San Isidro por las parroquias de Santa Catalina y San Juan de la Vera Cruz

La Iglesia se ha adelantado al Ayuntamiento arandino y ha registrado a su nombre dos de las cuatro ermitas que constaban en el Inventario Municipal de Bienes como propiedad municipal pero que en el padrón del Impuesto de Bienes Inmuebles figuraban bajo la titularidad del Arzobispado.

El ‘robo’ lo ha denunciado Izquierda Unida, confirmando los temores que tenía cuando en noviembre de 2012 presentó una moción al Pleno, aprobada con el voto en contra del PP, para que el Consistorio inscribiera esos cuatro inmuebles -Virgen de las Viñas, San Antón, San Pedro y San Isidro-, en el Registro de la Propiedad toda vez que la formación política constató que no lo estaban. Una iniciativa que pretendía evitar problemas ante la proliferación de inscripciones eclesiásticas de este tipo de bienes.

La sorpresa ha llegado cuando, una vez que el Ayuntamiento ha tardado casi un año en cumplir el mandato del Pleno, se ha descubierto que durante este periodo, el 10 de enero de 2013, la parroquia de San Juan de la Vera Cruz ha registrado a su nombre la ermita de San Isidro y que tres años antes la de Santa Catalina, se inscribió la de San Pedro, ambas erigidas sobre terrenos municipales.

El coordinador local de la coalición, Antonio Miguel Niño, manifestó ayer el «enfado, indignación y cabreo» de IU pero «no resignación» porque van a hacer todo lo que sea necesario para evitar que el Ayuntamiento siga perdiendo patrimonio público. Van a presentar una nueva moción negociar amistosamente con el «usurpador» Arzobispado la ‘devolución’ de estos inmuebles y si no hay éxito no descartan la vía judicial «porque es obligación del Ayuntamiento la defensa del patrimonio público».

Para Miguel Niño, «son más diligentes y eficaces los hombres de Dios que los de la Tierra», y acusa a los primeros de incumplir dos importantes mandamientos: no robarás y no codiciarás los bienes ajenos, considerando han obrado «de mala fe» porque ya tenían que conocer las intenciones municipales.

Desde la coalición se ha criticado duramente el deficiente funcionamiento del Ayuntamiento a los largo de las últimas décadas «incapaz de proteger y conservar sus bienes», incumpliendo reiteradamente el Reglamento de Bienes que obliga a mantener actualizado el Inventario Municipal y a inscribir en el Registro de la Propiedad todos los inmuebles inventariados. «Conlleva unas responsabilidades políticas muy graves», manifestó.

Miguel Niño puso el acento también en la sospechosa diligencia con la que el titular del Registro de la Propiedad ha procedido a las inscripciones solicitadas por la Iglesia, cuestionando las posibles pruebas que haya podido aportar. Una situación que no se ha dado en los otros dos registros planteados por el Ayuntamiento, ya que el de San Antón se ha suspendido «por faltar la descripción de la finca en la certificación en términos totalmente coincidentes con el catastro y no acompañar certificación catastral descriptiva y gráfica de la finca de la que resulte catastrada a nombre del Ayuntamiento», y respecto al de la Virgen de las Viñas, señala que «aparece inscrita con el número de finca 11.162 una parcela a nombre del Ayuntamiento existiendo dudas fundadas de que se corresponda con el terreno sobre el que está construida la ermita».

Ermita Aranda Burgos

Ermita San Isidro en Aranda de Duero que figura en el Registro municipal de bienes y ha sido inmatriculada por el obispado.

Archivos de imagen relacionados

  • Ermita Aranda Burgos
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...