La Iglesia recauda 249 millones de IRPF en 2013: Los privilegios de la Iglesia

A pesar de la reducción de contribuyentes que marcan la casilla de la Iglesia que Hacienda permite que aparezca en la declaración de IRPF, la recaudación ha sido mayor.

Los contribuyentes que han tachado la casilla de la Iglesia se han reducido en casi 18.000 personas, pero el porcentaje de declaraciones a favor se ha incrementado por el descenso de contribuyentes.

El aumento de los impuestos impulsado por el ministerio que dirige Cristóbal Montoro ha beneficiado a las arcas de la Iglesia, que ha visto incrementados sus ingresos del Estado en más de dos millones de euros.

Por comunidades autónomas, Madrid con 68,1 millones de euros es la que más ha aportado, seguida de Andalucía con 34,2 millones y Cataluña con 30,9 millones.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo ha declarado que la Iglesia “no goza de ningún privilegio”, sino que está acogida a la Ley de Mecenazgo.

Privilegios de la Iglesia

A pesar de que España es, según la Constitución, un país laico, algunas organizaciones afirman que la Iglesia goza de privilegios. A través de laicismo.org se analiza la financiación que la Iglesia recoge del Estado.

Según estas organizaciones los privilegios de la Iglesia comienzan en la exención al pago de impuestos. En el ámito local, la Iglesia está exenta del pago de IBI o el impuesto de obras.

En cuanto a la Enseñanza, el laicismo del Estado tampoco aparece reflejado, ya que es el Estado quien paga a las personas que imparten la religión católica en los colegios públicos y privados, según las estimaciones la cantidad superó en 2008-2009 los 700 millones de euros.

Las escuelas públicas en España, además de mantener la religión católica en el currículum educativo, recibe profesores que paga directamente el Estado, pero además también lo hace con aquellos que imparten la lección en el ámbito privado.

Siguiendo con la denuncia de las organizaciones laicas, durante el curso 2008-2009, los centros educativos con ideario católico recibieron del Estado una cifra aproximada de 3.900 millones de euros, por los conciertos educativos de cada Comunidad Autónoma.

A este gasto se debe añadir los costes de las universidades católicas y fundaciones y la permanencia de capillas y clérigos en las universidades públicas.

Unos capellanes que se suman a los que trabajan en los centros hospitalarios, los centros penitenciarios y el ejército.

Las aportaciones para mantener el patrimonio de la Iglesia tampoco son un dato fácilmente facilitado, pero laicismo.org mantiene que puede “superar los 500 millones de euros anuales”.

Entre las donaciones y subvenciones se encuentran la cesión de suelo público para lugares de culto o centros de enseñanza como las universidades, como ocurrió en Valencia con la Universidad Católica San Vicente Mártir.

Dentro de este apartado también cabe aportar los gastos por la visita del Papa, actos suntuosos, conmemoraciones, etc. Una visita del Papa que en Valencia se desconoce la cantidad exacta y solo en gasto de Canal 9 acumula 11 millones.

Por último cabe destacar las in-matriculaciones. Las in-matriculaciones consiste en el registro de patrimonio por parte de la Iglesia que no le corresponde.

La Ley permite a la Iglesia registrar a su nombre inmuebles que carecen de título de propiedad a pesar de que hayan sido pagados por los ciudadanos, el ayuntamiento o cualquier administración superior.

Actualmente la ciudadanía andaluza de Córdoba ha abierto vías jurídicas, administrativas y políticas por el in-matriculación de la Mezquita- Catedral de Córdoba por parte de la Iglesia.

Gil Tamayo portavoz CEE

Archivos de imagen relacionados

  • Gil Tamayo portavoz CEE
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...