La Iglesia pierde 4.000 contribuyentes aragoneses en solo dos campañas del IRPF

En el año 2014, 257.655 aragoneses marcaron la casilla a favor de la Iglesia en sus declaraciones del IRPF. Fueron 3.784 menos que en la campaña anterior y la pérdida de contribuyentes se acerca a los 4.000 si la referencia se fija en 2012. La pérdida de contribuciones en los últimos ejercicios es una tendencia que se repite a nivel nacional, aunque la Iglesia valoró de forma positiva el número de contribuyentes que participan en su sostenimiento económico a través de este sistema de financiación.

Desde la Conferencia Episcopal consideran “positivos” los datos actuales. Estiman  que, desde hace años, el número de personas que financian de este modo la Iglesia se ha mantenido más o menos estable en los últimos años.

En total, la Iglesia obtuvo unos 247,5 millones de euros de la ‘X’ de la Renta el año pasado. La contribución de los ciudades aragoneses se acerca a los 7,9 millones, según los datos facilitados. La caída de asignaciones se tradujo, evidentemente, en un menor nivel de ingresos: a nivel nacional se ‘perdieron’ cerca de 1,5 millones con respecto al año 2013 (campaña de la Renta 2012) y a nivel Aragón 48.427 euros (72.141 si el año de referencia es 2012).

Cuestión de crisis, no de fe

Lejos de vincular el descenso de contribuciones con una cuestión de fe achacan el empeoramiento de las estadísticas a que en los últimos años se han presentado menos declaraciones y con unas rentas menores. “La Iglesia no es ajena a la crisis”, reflexionaba esta semana el vicesecretario para asuntos económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal.

El dinero que obtiene la Iglesia por este sistema es distribuido entre las 70 diócesis de todo el país (11 están situadas en Aragón). El año pasado la Conferencia Episcopal informó que había repartido entre las diócesis aragonesas casi 11 millones de euros del IRPF del año 2012 y de la liquidación de este impuesto correspondiente al ejercicio 2010.

¿Qué casilla elijo?

Según los datos facilitados por la Agencia Tributaria en su memoria 2012, en el IRPF de 2011 en el 35,4% de las declaraciones se marcó la casilla de fines sociales, en el 20,1% la de la Iglesia Católica y en un 14,8% ambas opciones. En el resto de declaraciones (el 29,7%), los contribuyentes no optaron por ningún destino. En estos casos, el dinero pasa directamente a engrosar las arcas del Estado.

Muchos contribuyentes desconocen que tienen la posibilidad de marcar conjuntamente las dos casillas solidarias. Por ello, Cáritas presentaba esta semana la campaña conocida como ‘Las dos cruces’ en la que animaba a los contribuyentes a seguir esta práctica. “Los ciudadanos estarán colaborando, al mismo tiempo y sin coste añadido alguno, con un 0,7% de su base imponible a sostener la acción de la Iglesia y con otro 0,7% a apoyar los fines sociales que desarrollan Cáritas y otras muchas organizaciones”, indicaban en un comunicado bajo el lema ‘A la hora de ayudar, multiplícate por dos’.

La campaña de la Renta 2014 se inició el 7 de abril. Dos días después del inicio, en Aragón se habían presentado 21.580 declaraciones (20.081 de ellas borradores): un 55% más que en el mismo día de la campaña anterior. Este año, el número de declarantes aragoneses ha aumentado hasta los 687.850 tras tres ejercicios de descensos. Se prevé que suba el número de declaraciones e importes a ingresar y disminuya tanto el número como el importe a devolver.


EUROPA LAICA PIDE NO MARCAR NINGUNA CASILLA EN EL IRPF.

Infórmate:

OPACIDAD Y FINANCIACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA. INFORME 2015 DE EUROPA LAICA

_____________________________

ALGUNAS RAZONES PARA NO MARCAR NINGUNA CASILLA EN EL IRPF


Firma y apoya las campañas contra la financiación pública de las religiones:

FIRMA: NO A LA FINANCIACIÓN PÚBLICA DE LAS IGLESIAS

___________________________

FIRMA: QUE LAS IGLESIAS PAGUEN EL IBI

___________________________

FIRMA: NO A LAS INMATRICULACIONES Y RESTITUCIÓN DE LOS BIENES USURPADOS


Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...