La iglesia neopentecostal Cristo Vive ‘beatifica’ a Isidro, el alcalde de Saltillo (México)

En una clara violación a la Constitución Mexicana y a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, el alcalde Isidro López Villarreal convirtió un evento público en uno religioso donde además el pastor, Carlos Alberto Pacheco Coronado, terminó asegurando que Dios hablaba a través del Edil, y que “todo aquel que esté en contra del Alcalde, está en contra de Jesús”. 

El evento, que tuvo lugar en las instalaciones de la Asociación Civil y Religiosa Cristo Vive, era para inaugurar la Semana Municipal de Protección Civil mediante un simulacro de evacuación.

Al concluir el simulacro, el Alcalde comenzó a hablar ante el micrófono del amor y de Jesús; posteriormente fue llevado al auditorio donde en un acto religioso se le ovacionó y por último recibió las bendiciones de todos los presentes mientras el Edil oraba.

Sin apego a la Ley

Entre los actos que incurrió el Alcalde fueron al violentar el Estado laico, realizar un acto de culto público con carácter oficial, discriminar mediante la profesión de un suceso religioso, entre otros preceptos que formarán parte de una denuncia contra Isidro López, afirmó el regidor Abraham Tobías Hernández al conocer los hechos.

Viola el alcalde al Estado laico

Entre las personas que levantaron la mano para enviarle las bendiciones estuvo la secretaria del Ayuntamiento -y quien vela por la legalidad del Municipio-, María Alicia García Narro.

“El amor hace que se cambie aquello que era imposible, como lo mencionaba el pastor, Cristo es amor y con el amor podemos vencer todo”, dijo López Villarreal en un discurso a los jóvenes de Cristo Vive.

“El alcalde no debió asistir con carácter oficial a ningún acto religioso de culto público, ni a actividad que tenga motivos o propósitos similares”, dijo el regidor Abraham Tobías. 

Consideró violatorio el acto encabezado por López Villarreal pues, a partir de sus creencias, violentando los límites de su representatividad ciudadana, honró a una divinidad en la que no es necesario, ni obligatorio ni objetivo creer.

Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público 

» Artículo 25: Las autoridades federales, estatales y municipales no intervendrán en los asuntos internos de las asociaciones religiosas. Las autoridades antes mencionadas no podrán asistir con carácter oficial a ningún acto religioso de culto público, ni a actividad que tenga motivos o propósitos similares.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...