La Iglesia logra que Seseña le regale suelo por valor de 6 millones en contra del alcalde

Los concejales de PP y PSOE votan juntos, con apoyo de `El Pocero', en favor del cardenal primado. Se trata de un pulso entre un cardenal y un alcalde de Izquierda Unida que no habría imaginado ni el novelista italiano Giovanni Guareschi, autor de lan­ces semejantes en Don Camilo.

El cardenal primado de España, An­tonio Cañizares, ha logrado que el Arzobispado de Toledo que dirige se quede con la mejor parcela del Ayuntamiento toledano de Seseña en el residencial de El Pocero, en contra de su alcalde, que asegura que se opondrá.

El episodio supone dejar en ma­nos de la Iglesia católica un terreno de 17.639 metros cuadrados por un valor mínimo tasado de 6,3 millo­nes de euros. Cañizares pretende construir un templo y viviendas pa­ra sacerdotes con algunas de las mejores vistas al largo artificial y a zonas verdes de todo el Residencial Francisco Hernando. Según de­nunció ayer el alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, en un comunica­do, el donativo a la Iglesia «equiva­le al presupuesto ordinario de un año en el Ayuntamiento de Sese­ña». En su opinión, sería inimagi­nable que Toledo capital o Madrid hicieran un donativo con tamaña equivalencia.

Pero el donativo está aprobado con los votos de la oposición, tanto del Partido Popular como del PSOE, dejando en minoría al ac­tual equipo de gobierno de Seseña de Izquierda Unida, partido al que pertenece el alcalde. Esta cesión de terreno a la Iglesia está apoyada por el promotor Francisco Hernan­do, conocido como Paco el Pocero, que puede lograr un pelotazo de 800 millones de euros netos con su proyecto de construir en Seseña 13.508 viviendas.

Los hechos se remontan a 2004, cuando el cardenal primado de Es­paña en persona visitó el Ayunta­miento de Seseña y reclamó una cesión de terreno en el término municipal. Tras una reunión de Ca­ñizares con El Pocero, el arzobispo reclamó oficialmente la parcela E­S-7 del residencial de 17.639 me­tros cuadrados de superficie y edi­ficabilidad. «Y lo hizo indicando con sumo detalle la localización y linderos, en un sitio de privilegio que, al no ser facilitada por el Ayuntamiento, sólo cabe pensar que la obtuvo en la reunión con el promotor inmobiliario», según el alcalde.

Era una de las parcelas reserva­das por el Ayuntamiento para ser­vicios sociales, por lo que el regi­dor le respondió que consideraba suficiente ceder al Arzobispado 3.000 metros cuadrados (valorados en un millón de euros) en ese mis­mo lugar «para la prestación de servicios a los fieles cristianos» que vivan en el Residencial Francisco Hernando o en otras viviendas de la zona.

El cardenal no le contestó, pero sí lo hizo El Pocero. Hernando co­municó al alcalde que Cañizares encontraba insuficiente la cesión que se le ofrecía y que necesitaba más. «De hecho, tras una reunión mantenida en el Palacio de Fuen­salida con José María Barreda, pre­sidente de la Junta, Francisco Her­nando llegó a afirmar al alcalde y a la teniente de alcalde que el presi­dente Barreda nos solicitaría en breve la cesión de la parcela al Ar­zobispado». Barreda no llegó a dar ese paso, pero el cardenal primado sí pidió ayuda a la Junta y dirigió sendos escritos a los grupos muni­cipales del Partido Popular y del PSOE para solicitarles la cesión. Finalmente, el pasado mes el PP presentó una moción en ese senti­do apoyada por los votos del PSOE, de manera que IU no pudo frenar la aprobación. Fuentes pró­ximas a la nueva presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Do­lores de Cospedal, declinaron ayer hacer comentarios a este diario so­bre la actuación de sus concejales «a la espera de tener una opinión más formada». En cuanto a la di­rección regional del PSOE, pidió a sus concejales que se abstuvieran, según La Tribuna de Toledo, pero no lo hicieron. Fuentes aseguró a este diario que utilizará todas las vías legales para no ejecutar la aprobación de esa moción. «Cañi­zares ha actuado de mala fe y ha dado una patada en el trasero a la democracia al recurrir a la oposi­ción y al promotor para conseguir sus objetivos pasando por encima del gobierno municipal y del alcal­de. Hacen falta dotaciones sociales y se lo estamos dando a la Iglesia para viviendas, cuando aquí hay gente que no tiene acceso a una vivienda digna», criticó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...