La Iglesia inscribió la catedral de Tudela en el Registro de la Propiedad en marzo de 2007

La capilla de Santa Ana de la catedral de Tudela, cuya rehabilitación fue elegida por los ciudadanos como proyecto prioritario de los presupuestos participativos de 2007, no pertenece al Ayuntamiento de la capital ribera sino a la Diócesis de Pamplona-Tudela y al Cabildo de la ciudad que, en 2007 registraron la propiedad de toda la seo.

Así se desprende de un informe encargado desde Alcaldía para determinar, textualmente, que "en caso afirmativo, se indiquen las acciones a ejercitar que procedan en defensa de la propiedad municipal para, en definitiva, impugnar tal inscripción registral frente a la expresada Diócesis".

El documento desvela que, con fecha 21 de marzo de 2007, "se inmatriculó en el Registro de la Propiedad de Tudela la Santa Iglesia Catedral" como una sola finca registral compuesta de tres cuerpos diferenciados: El templo catedralicio, el claustro y las antiguas dependencias de la Escuela de Cristo (que actualmente albergan el Museo). Precisamente, en la primera de estas partes (el templo) es donde el informe concluye que se incluye la capilla, un espacio considerado "integrante del templo, dedicado al culto e indivisible e inseparable del mismo". Una vez establecida esta unión indisoluble entre la catedral y la capilla de Santa Ana, el informe recuerda que la Diócesis es propietaria de la finca de la seo desde "tiempo inmemorial" y que hace más de cuarenta años que el Ayuntamiento "no ostenta la propiedad de la capilla"; y como prueba "evidente" de ello esgrime que el Consistorio "no dispone de llaves que le permitan el acceso a la catedral y a través de ella el acceso a la capilla, disponiendo por el contrario de las llaves la Diócesis". En el mismo sentido, dice que es ésta quién contrata y paga el servicio de guía de la catedral y de la capilla.

AYUDAS Las dudas en torno a la propiedad de la capilla de Santa Ana se gestaron en un pleno de mayo de 2007, cuando se debatía la inversión de más de 600.000 euros de los presupuestos participativos para la reforma de la capilla de Santa Ana. Tras un tenso debate entre los grupos, el tema quedó en el aire y se decició retirar la partida y cubrir las obras con el presupuesto ordinario. Sin embargo, mientras se tomaban estas decisiones, la Iglesia ya había acudido al Registro (apenas dos meses antes) para inscribir la catedral a nombre del Cabildo.

El informe que ahora ha sido dado a conocer al Ayuntamiento deja abiertas pocas puertas a la posibilidad de que la capilla de Santa Ana pueda desvincularse de esta propiedad. De hecho, considera que ni las intervenciones de la Institución Príncipe de Viana o el Gobierno de Navarra (9 millones de euros de dinero público) contradicen tal propiedad. Por otro lado, el documento considera "inatacable" la inscripción registral que se ha efectuado y añade que las recientes obras de restauración de la catedral (de la capilla de Santa Ana, integrante de la misma) confirman la propiedad de la Iglesia ya que, antes de los trabajos, la Diócesis solicitó al Ayuntamiento de Tudela la licencia de obras y el Consistorio la otorgó. Este detalle, según el reciente informe, queda exento de que la Iglesia quedara o no exenta del pago de la misma y de que el Ayuntamiento le concediera una subvención de la misma cuantía que el montante de la tasa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...