La Iglesia Evangélica Española denuncia al Gobierno ante Estrasburgo por negar la pensión a los pastores de tiempos de Franco

La IEE ha dado un paso más en su lucha por conseguir que el Gobierno reconozca a los pastores jubilados y a sus viudas de la época de Franco. El último movimiento ha sido denunciar al Gobierno ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo por no querer acceder a entregar esta pensión, lo que consideran un «agravio histórico» y una muestra de «discriminación religiosa».

La IEE ha dado un paso más en su lucha por conseguir que el Gobierno reconozca a los pastores jubilados y a sus viudas de la época de Franco. El último movimiento ha sido denunciar al Gobierno ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo por no querer acceder a entregar esta pensión, lo que consideran un «agravio histórico» y una muestra de «discriminación religiosa».

Joel Cortés es el presidente de la Iglesia Evangélica Española (IEE), que agrupa a comunidades de tradición luterana, calvinista y metodista en España, fue fundada en 1868, siendo la denominación protestante más antigua de España. En la entrevista concedida a emision.net Cortés explica que la situación, a pesar de la notable presión que se está haciendo estos últimos meses al Gobierno, sigue estando parada, lo cual agrava aún más la situación de estos pastores y las viudas, la mayoría de edad avanzada.

La lucha a favor de que se les de una pensión a los pastores jubilados que ejercieron durante la Dictadura franquista y a sus viudas ha estado impulsada por la IEE, aunque también se han sumado a la reclamación la Unión Bautista (UEBE) y la Iglesia Reformada (IERE), como denominaciones afectadas. El asunto está en la agenda de FEREDE y se le presentó al ministro de Justicia en la última reunión que se celebró con el Gobierno, una reunión que fue promovida y en la que también participaron representantes nacionales e internacionales de la Alianza Evangélica a favor de los pastores jubilados.

Pero Joel Cortés mostró su decepción ante la escasa repercusión en el Gobierno de las reclamaciones presentadas. «El ministro, en los encuentros que tienen, en ningún momento mostró voluntad de concretar a corto plazo», explicó el presidente de la IEE. Así que, ante el inmovilismo del Gobierno, se ha decidido llegar al Tribunal de Estrasburgo.

«Hemos recurrido al Tribunal», explica Cortés, llevando el caso de un pastor de Alicante con el que se inició el proceso. «El Tribunal de Cataluña nos dio la razón, por lo que quisimos extender el fallo al resto del colectivo. Pero el Estado recurrió y perdimos. Recurrimos ante el Constitucional y no fue admitido a trámite. Por tanto lo hemos llevado hasta el Tribunal de Estrasburgo», concluye.

AGRAVIO HISTÓRICO
Durante años, los pastores no pudieron cotizar en la Seguridad Social «porque no se reconocía la profesión que ejercían», y por tanto «no tienen derecho a la pensión», explica Cortés. Y es que hasta el año 1991 no existió esta posibilidad de la que disfrutan ahora los pastores protestantes.

Las consecuencias son que estas personas «no tienen derecho» a una pensión, y además, no tienen prestación sanitaria pública. Muchos de ellos, ya mayores, sufren en este aspecto una «gravosa» situación al tener que pagar los medicamentos.

Esta situación lleva a que las iglesias tengan que ocuparse del mantenimiento de los pastores jubilados y sus viudas durante muchos años. Algo que también alcanza a la economía de las mismas congregaciones, que tienen que llevar este peso aún en esta época de crisis. «Nuestra iglesia, que se mantiene íntegramente por la aportación de sus miembros, a diferencia de la católica, se ve afectada», agrega Cortés.

En la IEE, son 11 pastores y 7 viudas quienes están en esta situación. Pero sumando a la IERE y la UEBE, la cifra se eleva a cerca de 150 personas afectadas.

ÚLTIMAS INICIATIVAS
La Iglesia Evangélica Española lleva adelante una campaña de sensibilización: ´Pensiones para los pastores evangélicos ¡Ya!´. En palabras de Cortés, «se trata de animar a la acción de protesta para poder cambiar esta situación».

A nivel internacional, se ha conseguido que el Consejo Mundial de Iglesias, la Alianza Reformada Mundial o la Alianza Evangélica Mundial se manifestara a su favor. En el caso de las dos primeras instituciones por medio de cartas enviadas al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Estas cartas, que se enviaron en enero, parecen no haber influido hasta el momento en el ejecutivo. El apoyo de la Alianza Evangélica Mundial se hizo de manera personal, por parte de su Secretario general Geoff Tunnicliffe, durante su reciente encuentro con el Ministro de Justicia español.

En la web de la IEE se encuentra un manifiesto «al que cualquiera puede adherirse», manifiesto al que se ha sumado Protestante Digital con un banner en su portada . Algo que ya han realizado más de 400 personas, y que esperan que lleguen hasta el millar. El manifiesto pide al Gobierno «que reconozca este agravio histórico», estableciendo «una prima única para que puedan cobrar la pensión». También se le solicita que indemnice el «costo histórico» realizado por las iglesias protestantes durante tantos años, aunque la prioridad está en «poder disfrutar de las pensiones de nuestros jubilados», enfatiza Cortés.

Cortés concluyó solicitando «la máxima solidaridad de las iglesias protestantes de España y también la de los católicos» para que «se pase de promesas a hechos y podamos ver esto resuelto, que nos está llevando a una situación de asfixia en las iglesias».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...