«La Iglesia está anquilosada, vieja y rodeada de críticas» Javier Sadaba

Este catedrático vizcaíno analizó ayer en el campus riojano el futuro de la religión
 
El filósofo y teólogo Javier Sádaba intervino ayer en las Jornadas de Filosofía de la Universidad de La Rioja. Bajo el lema 'La revancha de Dios (pensar a Dios desde la filosofía)', el ciclo aborda el papel de la religión en la sociedad actual. La conferencia de Sádaba plantea el interrogante: 'El futuro de la religión. ¿Vuelve Dios?'.
-¿Se ha marchado alguna vez?
-Irse del todo, nunca. Pero, en algunos sitios, vuelve incluso con más fuerza. Por ejemplo, en África o Latinoamérica. En otros, ciertamente, parece que ha desaparecido muchísimo en términos cuantitativos, como en la vieja Europa.
-¿Cuál es el futuro de la religión?
-Mientras los humanos se pregunten si merece la pena vivir, seguirá habiendo religiones. Preveo una vuelta de dioses que más bien serían brujos. Me refiero a todo el conjunto de religiones fanáticas y esto es un auténtico peligro. Hay otra forma de religión que sería bienvenida. Se trata de una religión sin superdioses que simplemente plantease que los humanos tenemos que estar más unidos.
-¿Necesita el hombre un Dios?
-Respondería con la cita de un famoso filósofo: 'Necesita una razón para vivir'. Yo pienso que esta no tiene por qué ser Dios.
-Un caso concreto. ¿Cuál es el futuro de la Iglesia Católica?
-Se ha tambaleado durante 2.000 años, pero siempre ha salido con más fuerza. Incluso ahora, que está anquilosada, vieja y rodeada de críticas, ¿quién sabe si volverá a tener fuerza? El problema no es que vuelva a tenerla, sino cómo lo haga: o se abre a una actitud más sensata o, como hasta ahora, mantiene el poder por el poder.
-¿Puede, en su opinión, 'abrirse' sin traicionarse a sí misma?
-La Iglesia Católica no entraría en contradicción consigo misma si siguiera realmente los evangelios, si estuviera más con el débil. Esa sería su auténtica renovación.
-Una parte importante de la sociedad piensa que los postulados católicos son reaccionarios. La postura sobre el aborto es un ejemplo.
-En primer lugar, un aborto sensato es algo aceptado científicamente. La Iglesia entra a saco ahí de una manera totalmente ciega. Por otro lado, a mí, me parece muy bien que exponga su opinión, como puede hacerlo un club de fútbol o un club de golf. Pero, no tiene derecho a colocarse en medio y decir que tiene la bandera de la verdad. Eso no se puede hacer en una sociedad democrática y laica.
-¿Cambiará la Iglesia?
-Si soy sincero, tengo que decir que no hay ningún dato, que no se ve en el horizonte nada que invite a uno a ser optimista respecto a una renovación de la Iglesia.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...