La Iglesia dice que ahorra dinero al Estado con el monopolio de la educación concertada

La Iglesia dice que los alumnos salen de sus centros con menor índice de criminalidad, mejor salud y mayor tendencia a las donaciones

Los casi 250 millones que la Iglesia recoge vía IRPF es una cantidad muy pequeña frente a los más de 11.000 millones anuales de dinero público que recibe por otras aportaciones directas

Según la Conferencia Episcopal, la Iglesia, a través de sus centros concertados, ahorra al Estado 2.563 millones de euros, resultantes de la diferencia entre lo que cuesta una plaza pública y lo que se asigna al concierto por plaza. A esto añade que por cada euro invertido en actividades educativas católicas, se generan cinco de forma directa en la sociedad.

Los cálculos contenidos en la Memoria de Actividades de la Iglesia, presentada este jueves, corresponden a 2015, curso en el que se formaban 1.476.918 alumnos. Entre las cifras que manejan, se cuenta que los alumnos de formación católica en Bachillerato obtienen a lo largo de su vida laboral unos ingresos del 8% superior a los que cursan ESO/FP. En el documento no consta si ocurre lo mismo entre los que cursan Bachillerato en un centro público o lo dejan también en ESO/FP. Los argumentos, además del ahorro al Estado y la proyección laboral, es que el alumnado sale de estos centros con menor índice de criminalidad, mejor salud y mayor tendencia a las donaciones.

La presentación de esta memoria se produce al cabo de una semana de que el Tribunal Supremo avalara la educación segregada con dinero público, y dos días después de que Europa Laica planteara a las puertas del Congreso una campaña de recogida de firmas suscrita por 50 colectivos exigiendo una educación laica, con más de 48.000 firmas, incluyendo nombres de representantes de lo público, y la derogación de los acuerdos con la Santa Sede. Esta campaña, aprovechaba el momento de los debates de la Subcomisión para el Pacto Educativo, para insistir en la PNL presentada en noviembre, donde se explica que, sin derogación de los acuerdos con la Santa Sede, es imposible lograr una escuela laica.

“Creemos que es hora de acabar con esta herencia del pasado -dice Fermín Rodríguez, responsable de educación de Europa Laica– y ya que no se hizo en su momento, tenemos que hacerlo ahora. Si estamos hablando de una ley que respete la laicidad, que es el respeto a la libertad de conciencia de todos los alumnos y alumnas, no tienen cabida los acuerdos con la Santa Sede. Estamos trabajando con todos los grupos parlamentarios que llevan en su programa la educación laica y la derogación de los acuerdos, y ello se incluye también en el programa de Pedro Sánchez”.

Acuerdos con la Santa Sede: dinero y proselitismo

Pese a esta iniciativa laica que mueve a políticos, intelectuales y sindicatos, la Iglesia no manifiesta duda de continuidad en su estatus actual. De hecho, ante la posibilidad de eliminar la casilla de IRPF, a la que ha dedicado en la Memoria de Actividades un importante apartado para explicar cómo se gastaron los 246,911 millones de 2015, Fernando Gimenez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, señala que lo que han puesto en marcha es un plan de transparencia y modernización, como se venía pidiendo, “y luego existe un marco de relaciones con el Estado español a través de los acuerdos con la Santa Sede, y en ese marco nos moveremos porque está en la Constitución. No hay peligro de entendernos con quien gobierne porque hay un marco de colaboración permanente. Y,además, en la memoria se muestra lo que la iglesia está haciendo a favor de la sociedad. Con independencia de las creencias, aquí hay una labor social muy importante que es interesante mantener y alimentar para que podamos seguir adelante”.

Por otra parte, los casi 250 millones que la Iglesia recoge vía IRPF es una cantidad muy pequeña frente a los más de 11.000 millones anuales de dinero público que recibe por otras aportaciones directas, tal como publicamos en bez.es. La insistencia de la Iglesia en subrayar su labor social y educativa, es de tanto peso como la de Europa Laica, que interpreta esa labor como una continuada y poderosa acción de influencia ideológica, de proselitismo religioso, con la que tampoco están de acuerdo un sector importante de cristianos.

José María Ramirez , miembro de la comisión de laicidad de iglesia de base de Madrid, inscrita en Redes Cristianas, afirma con convencimiento que “sin laicidad no puede haber democracia, porque las religiones son un impedimento. Y en España, el mayor freno que tenemos son los acuerdos de 1979 con la Santa Sede, porque influyen en las leyes de enseñanza, en los derechos  sociales como el divorcio o el aborto, en las televisiones…  Son áreas de la sociedad civil, en las que no tendrían por qué intervenir. Y ahora, con la llegada de emigrantes de otras culturas, se añaden otras creencias religiosas, con lo cual, cada vez irá a peor si no nos definimos claramente como sociedad laica”


Sobre el coste de plaza escolar en la escuela pública o concertadas: 

El coste de la plaza escolar en la pública y la concertada. Desmontado un mito interesado

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...