La Iglesia deja de creer en la Bolsa en tiempo de vacas flacas

En la década precedente, caracterizada por fuertes crecimientos económicos e importantes plusvalías en los mercados, la Iglesia ha invertido buena parte de su patrimonio en la Bolsa.

Las inversiones de la jerarquía católica fueron noticia en varias ocasiones, desde que se vio salpicada por el escándalo Gescartera hasta sus participaciones en empresas contrarias a su mensaje, como la empresa productora del Viagra y varios tipos de anticonceptivos. Ahora que con la ralentización económica los pelotazos se dificultan, han decidido ser prudentes.

La incertidumbre provocada por la crisis financiera ha repercutido en las cotizaciones de los mercados de valores de todo el mundo. Unos efectos temporales, pero la Iglesia parece que busca beneficios rápidos de sus inversiones, porque ha elegido este momento para abandonar sus apuestas en la Bolsa.

De 18 millones a 850.000 euros
La Iglesia acaba de disolver de forma definitiva Umasges, su mayor firma de inversión, según informa El Economista, un movimiento que se suma al del Arzobispado de Oviedo, que también ha salido del capital de la sociedad Gran Premiere. La jerarquía católica, que llegó a tener invertidos más de 18 millones de euros en Bolsa hace dos años, tendría ahora únicamente 850.000 euros de la diócesis de Astorga invertidos a través de Vayomer.

Historial: Gescartera y condones
Gescartera pasó factura al Episcopado, aunque más a nivel de imagen que del bolsillo o de responsabilidades judiciales, ya que el obispado de Valladolid, que participaba en la sociedad, recibió de Antonio Camacho información privilegiada antes de que saltara el escándalo. Pasada la resaca de la estafa del chiringito financiero, la Iglesia volvió a poner los ojos en la Bolsa. También recientemente se conocía que los arzobispados de Madrid y Burgos han invertido fondos en varias empresas como el laboratorio Pfizer, multinacional que fabrica medicamentos como la Viagra –pastilla contra la impotencia sexual- y diferentes tipos de anticonceptivos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...