La Iglesia deberá pagar la vigilancia de sus bienes catalogados con fondos públicos

La Iglesia deberá contribuir al refuerzo de la vigilancia de sus bienes que serán catalogados con ayudas de fondos públicos, según indicó hoy el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, al término de una reunión para tratar de mejorar la custodia de edificios, reliquias y otros objetos.

La reunión, la segunda celebrada entre las autoridades civiles y religiosas, tiene como objetivo tomar medidas para evitar nuevos episodios como el de la desaparición de la catedral de Santiago de Compostela a principios de julio de este año del Códice Calixtino, un rico manuscrito del siglo XII en circunstancias que todavía están siendo investigadas por la justicia.

Además del fiscal, participaron en la reunión el conselleiro de Cultura, Roberto Varela; el arzobispo de Compostela, Julián Barrio; el presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares; y representantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

El fiscal aseguró a los periodistas al término de la reunión que "la Iglesia pagará lo que sea establecer mecanismos de protección y vigilancia de los bienes de la Iglesia", aunque indicó que el inventario de esos bienes podría ser financiado con fondos públicos, por formar parte del patrimonio de los gallegos.

Se trata de "bienes de la Iglesia, de titularidad privada, que forman parte del patrimonio cultural de Galicia", comentó Varela.

El fiscal abogó por fomentar el voluntariado de universitarios para llevar a cabo labores de "inventariar, catalogar y digitalizar" esos bienes, y consideró que hay programas financiados con fondos europeos que podrían contribuir a esos trabajos

El 40 por ciento de bienes de la Iglesia que forman parte del patrimonio de Galicia ya ha sido inventariado y la lista podría ser completada en los próximos meses.

Según el fiscal, en un par de meses podría estar concluido el borrador de un protocolo entre la Administración pública y la Iglesia en Galicia para regular la protección y el inventariado de los bienes patrimoniales en Galicia.

Además del inventario de bienes, la Fiscalía, que en los últimos años ha advertido en sus informes del aumento de los delitos contra el patrimonio en diversos edificios católicos, indica en un proyecto titulado "Iglesia segura" la necesidad de reforzar el control de llaves, accesos y la vigilancia de acceso a los bienes, así como de sistemas de protección.

Entre ellos enumera sistemas de alarmas de intrusión en edificios y templos o verificación periódica de barreras, defensas y cercas; protección de vidrio o acrílica de objetos de valor; iluminación externa y de puntos vulnerables, incluido con células fotoeléctricas y programadores horarios, así como instalación de cámaras de seguridad y de agentes de protección.

El documento señala que no solo hay robos y hurtos de esculturas sacras, pinturas, obras litúrgicas, sino también sustracciones de retablos, altares, sillones, azulejos, elementos arquitectónicos de piedra o campanas, y hasta aparatos de sonido y equipamientos electrónicos y hasta incluso los recipientes de la limosna.

Además del expolio de esos bienes, la Fiscalía lamenta los actos de vandalismo que se producen.

El conselleiro de Cultura subrayó que "la Xunta pondrá dinero para todo lo que sea conservación del patrimonio gallego, sea eclesiástico o no".

Añadió que el inventario de esos bienes, una vez fotografiado y catalogado, permitirá que, "si desaparece" algún objeto, "sea mucho más fácil de encontrar".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...