La iglesia de Santa María la Mayor ve acabada la restauración de sus bóvedas

El importe de 76.000 euros cuenta con aportaciones de la Diputación de Burgos y el Ayuntamiento

Los vecinos de la localidad ribereña de Gumiel de Mercado pudieron ver ayer, por fin, el resultado de las obras de restauración de las bóvedas dañadas de la iglesia de Santa María la Mayor, uno de los dos templos con que cuenta el municipio y dedicado a su patrona. Aprovechando la jornada festiva de la Asunción de la Virgen, el templo volvía a abrir sus puertas al culto ya libre de los andamios que lo han ocupado desde el pasado 24 de marzo.

Los trabajos de esta primera fase se han centrado principalmente en el arreglo de las bóvedas más deterioradas por los defectos de la estructura y las malas prácticas que antaño se llevaban a cabo en los arreglos de los templos. Para ello se realizó un cosido con varillas de acero inoxidable tras elevar los nervios para que las bóvedas se apoyasen correctamente en los fustes o arranque de las nervaduras, con el fin de evitar el peligro de hundimiento que se estaba haciendo patente por el peso que soportaban.

Esta primera fase ha tenido un presupuesto global de 75.976 euros, superando en más de 28.500 el presupuesto inicial porque hubo que realizar trabajos que no estaban previstos pero que se consideraron necesarios por parte de los técnicos cuando vieron el estado real de la estructura de la iglesia. Esta cantidad se ha conseguido gracias a la aportación de 18.000 euros a través del convenio vigente entre la Diputación de Burgos y el Arzobispado para el mantenimiento del patrimonio, otros 5.400 euros que ha dado el Ayuntamiento gomellano y, el resto, 52.576 euros, donados de manera altruista por los vecinos.

La campaña de recogida de fondos para sufragar estas obras fue meteórica porque, a penas 15 días después del envío masivo de cartas a los vecinos, ya se habían recogido 54.000 euros, una cifra sorprendente teniendo en cuenta el corto espacio de tiempo y lo limitado de su población, cuyo censo no supera las 400 personas. Las cantidades recaudadas han sido de los más variado, llegando algunos vecinos y empresas de la localidad a donar 12.000 euros, otros la mitad y, los más, pequeñas cantidades en función de los posibles que tuviese cada uno. Los miembros de la comisión encargada de coordinar estas labores siempre ha destacado a lo largo de este proceso que toda ayuda es poca y que, granito a granito, podían ser capaces de hacer una montaña entre todos. «Para nosotros casi tiene más valor los 50 euros que pueda aportar una mujer mayor que cuenta con una pensión reducida, porque ese dinero igual le supone poder comer a final de mes», destacaba Lorenzo Ortega, miembro de esta comisión en los primeros días de la campaña de recogida de donativos.

Tanto es así que, una vez sufragados los gastos de la primera fase de la restauración del templo, y a pesar de que el presupuesto inicial se ha incrementado en 28.628 euros, las cuentas de lo recaudado a día de ayer arrojan un sobrante de 33.217 euros, que se destinarán a acometer la segunda fase de los trabajos, que consistirá en la modificación de los soportes de la cubierta de la iglesia, que está sufriendo un hundimiento importante que hace peligrar su estabilidad.

La cuantía para el arreglo de la techumbre de la iglesia de Santa María la Mayor será más elevada que la de la primera fase, ya que se estima que el presupuesto puede rondar los 150.000 euros. Para poder seguir sumando ayudas económicas, siguen abiertas tres cuentas bancarias en las que se pueden realizar las donaciones.

Archivos de imagen relacionados

  • Iglesia de Gumiel BU2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...