La iglesia de Santa María de Castroverde se abre al culto tras 16 años cerrada

Unas obras que se iniciaron con aportaciones de la Junta de Castilla y León, después del Obispado, el Ayuntamiento

La iglesia de Santa María del Río de la localidad de Castroverde de Campos ha sido abierta al culto tras 16 años cerrada por unas interminables obras de restauración. Desde el pasado día 20 el templo, declarada monumento BIC, ha vuelto a acoger los actos religiosos de la villa.

Castroverde de Campos a mediados del siglo pasado contaba con tres iglesias además del convento Franciscano. Hoy en día solo se mantiene abierta al culto, y eso recientemente, la iglesia de Santa María. La iglesia de La Sagrada se desescombró hace años dejando solo en pie el pórtico de entrada y los restos de la torre. La derruida iglesia de San Nicolás ha corrido mejor suerte ya que gracias al 1 % cultural, se han consolidado los restos cerrando todo el edificio y restaurando la imponente torre, con acceso a la última planta, desde donde se divisa una singular panorámica de la villa y sus alrededores.

El convento franciscano, ya no cuenta con ningún fraile y solamente está abierta la iglesia donde se venera imagen de La Purísima, patrona del pueblo, los sábados en horario de mañana y tarde.

En la iglesia de Santa María se podrán contemplar dos espléndidos artesonados mudéjares, que forman parte de la una Ruta de Carpintería de lo blanco por la provincia de Zamora. Además puede contemplarse el magnífico Sagrario que ha formado parte de las exposiciones de Las Edades del Hombre en Zamora y Nueva York.

Entre los crucifijos que se pueden contemplar en la iglesia está el Cristo de las Aguas, del siglo XIV, también presente en las Edades del Hombre en Zamora, el Cristo de la Misericordia, imagen gótica del siglo XIV, y el Cristo de los Afligidos un poco posterior.

El haber tenido tres iglesias abiertas al culto, que en siglo XIX fueron parroquias, hace que se conserven bastantes más imágenes, muchas de ellas de los siglos XVI y XVII. De la Iglesia de La Sagrada, el Obispado se llevó cuatro retablos y una tabla pintada de San Roque, que el municipio va a pedir que vuelvan al pueblo una vez que se ha abierto Santa María. Se tiene noticia que al menos uno de esos retablos está colocado en Monfarracinos.

A pesar del esfuerzo que se ha hecho por parte del vecindario para que la iglesia parroquial se haya abierto al culto, pues ya no tenía ni bancos, y se haya puesto calefacción, aún faltan algunos arreglos necesarios. En primer lugar el tejado ya que los aleros tienen pérdidas de tejas y hay alguna que otra gotera, amén de la oportuna limpieza del mismo. Después está la torre, cuyo chapitel de azulejos mudéjares fue rehecho en su totalidad, pero que necesita la consolidación de algunas piedras y de los arcos de las ventanas de la misma, que están apeados.

La riqueza patrimonial de imágenes con la que cuenta esta parroquia, van ser expuestas en algunos espacios de la misma ya que se trata de una iglesia de grandes dimensiones. Antes de poder llevar a efecto ese proyecto algunas de ellas requerirán de la oportuna limpieza pues los excrementos de palomas y otras aves que han entrado en el templo a lo largo de estos años, han manchado en excesos retablos e imágenes.

El alcalde de Castroverde, Cecilio Lera, destacó la importancia de que el templo haya sido abierto al culto, «después de casi 20 años es la culminación de unas obras que se iniciaron con aportaciones de la Junta de Castilla y León, después del Obispado, el Ayuntamiento, hasta de los propios vecinos». A pesar de lo que pueda pensarse no está todo acabado «queda más de un repaso y el tejado» prosigue.

El regidor asegura que el que pueda abrirse al culto la iglesia se debe fundamentalmente «al empuje del párroco y a la colaboración del vecindario en cuanto a la limpieza y al arreglo». También influye el que los monjes del convento de los Padres Franciscanos de la localidad quieran irse y considerar que va a pasar con su iglesia que hasta ahora es el lugar donde se celebran los oficios religiosos para los habitantes del pueblo. Lera explica que tras esta decisión «no se sabe que va pasar con ella?».

El Ayuntamiento espera poder realizar «una buena inauguración en el verano para que puedan asistir el mayor número posible de castroverdenses posible y vean como ha quedado la iglesia y todo el mundo pueda contemplar las joyas que alberga y que durante todo este tiempo han estado custodiadas en el Consistorio».

Archivos de imagen relacionados

  • iglesia castroverde
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...