Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La iglesia de San Miguel el Alto exhibe sus cubiertas reparadas

La conservación y la consolidación del inmueble, incluido en el régimen de protección del Plan Especial del Casco, ha marcado las pautas del arquitecto Federico Dietl Sagüés

La iglesia de San Miguel el Alto exhibe sus cubiertas reparadasEl Consorcio de la ciudad de Toledo ha recepcionado a principios de esta semana la iglesia de San Miguel el Alto una vez se han ejecutado, durante tres meses, las obras de restauración de sus cubiertas. La intervención, que ha contado con un presupuesto de 80.451 euros, ha afectado tanto a la zona exterior como a la interior del templo -que es sede del Gremio de los Hortelanos- porque, según el estudio inicial y la imagen visionada por cualquier ciudadano, la cubierta se encontraba bastante deteriorada y necesitada de una mejora que protegiera el edificio de las humedades y de sus consecuencias.
El proyecto de restauración -dirigido por el arquitecto Federico Dietl Sagüés- apostaba por mantener el edificio en «correctas condiciones de salubridad y ornato», por supuesto «sin alterar su estructura y distribución, ni ocultar o modificar valores constructivos o morfológicos». Todo ello afianzando, reforzando o sustituyendo «elementos dañados para asegurar su estabilidad», según consta en el documento aprobado.
En cuanto a la identificación de daños detectados y recogidos en el informe de patologías, los faldones de la nave central presentan, en general, «una mejor conservación», siendo los faldones correspondientes al crucero, al altar y al cuerpo anexo los que poseen «un aspecto más deteriorado». Es de suponer, aclaraba el arquitecto, que el entablado «se encuentre muy deteriorado» al existir «corrimientos de tejas, entrada de agua y desprendimiento de tejas en cumbreras y aleros», razón por la que consideraba necesario «el levantado de estos elementos para su correcta reposición». Actuación ejecutada que, a partir de ahora, evitará los problemas surgidos de la humedad y las filtraciones de agua al interior del templo.
Por supuesto, en un «estado deficiente de conservación» se encontraban también las buhardillas de la iglesia ya que, según apreciaba el informe, los movimientos de los palos de madera sobre los que asientan los paños de cerramiento lateral habían provocado «descuadres, grietas y fisuras en la mayoría» de las piezas. Por ello se propuso el desmontaje y reposición de la carpintería de madera de las mismas.

Memoria histórica. Como todo proyecto que se precie, recoge un apartado destinado a la memoria histórica en que se destaca la iglesia de San Miguel el Alto como una de las más antiguas parroquias latinas de la ciudad de Toledo. Es posible que estuviese relacionada con la Orden del Temple, sirviendo la misma como capilla u oratorio de la hospedería que tuvieron los caballeros de esta orden cerca del templo.
Posee, San Miguel el Alto, la peculiaridad de su cobertizo, sobre el que se asienta su capilla mayor, típico de los conventos toledanos pero poco habituales en iglesias parroquiales, lo que propicia la teoría de que en su momento sirvió de comunicación entre el templo y la supuesta hospedería. La iglesia volvió a tener culto -en calidad de filial de la parroquia de San Justo- tras la restauración acometida en el espacio en los años cincuenta.

Archivos de imagen relacionados

  • iglesia SMiguel
Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share