La Iglesia de Inglaterra admite que ocultó los abusos sexuales de un obispo

El autor de esos crímenes fue condenado a 32 meses de prisión, pero este febrero salió en libertad debido a una reducción de condena.

Durante dos décadas, las figuras más importantes de la Iglesia de Inglaterra (Reino Unido) ayudaron a ocultar los abusos sexuales de un exobispo a varios jóvenes —algunos menor de edad—, según un informe independiente publicado por el diario británico ‘The Guardian‘.

En octubre del 2015, el antiguo obispo anglicano de Lewes y Gloucester, Peter Ball, fue condenado a 32 meses de prisión tras admitir que abusó sexualmente de 18 jóvenes entre 17 y 25 años mientras ejercía su cargo entre las décadas de los 70 y los 90. Sin embargo, en febrero de este año fue puesto en libertad debido a una reducción de condena.

Este jueves, el arzobispo de Canterbury y líder de la Iglesia de Inglaterra, Justin Welby, ha reconocido este comportamiento «inexplicable y estremecedor» de la congregación anglicana, que no auxilió a «quienes fueron lo suficientemente valientes como para denunciar», y ha solicitado que se investigue cómo gestionó el caso su institución.

Por su parte, el documento señala que la conducta de Ball «causó daños graves y duraderos en la vida de muchas personas», mientras que «las más altas instancias» de esa congregación apoyó «imprudentemente» su conducta «durante muchos años».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...