La Iglesia de EEUU mantiene su rechazo a la política de anticonceptivos de Obama

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos ha rechazado las concesiones de Barack Obama sobre la obligatoriedad de las empresas y entidades de todo el país —incluyendo las católicas— a incluir anticonceptivos en los planes de salud a sus empleados. Los planes de salud de empresa son los principales sistemas de sanidad en EEUU, un país que carece de un sistema público universal, como España. Se estima que el 64% de las mujeres en edad fértil reciben su sanidad de planes de empresa.

La clave del conflicto es que la reforma sanitaria de Obama establece la obligatoriedad de tener un plan de salud, bien individual, bien de empresa. Y, cuando los empleadores lo proveen, el plan debe incluir anticonceptivos y ciertos procedimientos quirúrgicos como las ligaduras de trompas. Tras el rechazo de los obispos, Obama retiró la propuesta el viernes. Pero, en cambio, ha obligado a que todas las aseguradoras sanitarias que provena planes de empresa incluyan tratamientos anticonceptivos. Las mutuas católicas no estarían exentas de esa obligación.

En otras palabras: ha pasado la regulación de las empresas a las compañías de seguros, con lo que no cambia nada. La única diferencia es que los márgenes para las aseguradoras serán menores, porque la regulación les impide cargar un precio extra por los anticonceptivos.

Eso es inaceptable para la Conferencia Episcopal, que sostiene en su página web que ha sido consultada” en esta cuestión, y que además las reformas son insuficientes.

Papel incierto en las elecciones

La controversia va a jugar un papel incierto en las elecciones de noviembre. Por un lado, va a movilizar a los conservadores sociales en contra de Obama. Pero no es cierto que ese grupo no iba a votar por el presidente en ningún caso, y que el presidente está tratando de ganar puntos en el voto de las mujeres, que va a ser decisivo en los comicios.

De hecho, los católicos ya han votado por la vía de los hechos en esta cuestión. El 58% de los católicos estadounidenses apoyan que los anticonceptivos sean parte obligatoria de los planes de salud de empresa. Es una cifra ligeramente superior al 55% de media del país que lo defiende. Esta medida ya está vigente en 28 de los 50 estados que forman parte del país. Entre ellos están algunos estados marcadamente conservadores o 'libertarios', como Montana, Arizona, Arkansas, Carolina del Sur o Georgia. El 98% de los católicos estadounidenses usan algún tipo de anticonceptivo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...