La Iglesia católica y la pederastia

Tras los escándalos que surgen cada día acerca de los casos de abusos con niños y adolescentes por parte de miembros de la Iglesia católica, me gustaría llamar la atención sobre dos puntos que creo no se comentan y son, ciertamente, de lo más revelador sobre el proceder de esta institución:

En primer lugar, por boca de diversas jerarquías se dice que también hay más casos en instituciones no religiosas y no se comentan tanto. También se asegura que, a partir de ahora, se actuará con todo rigor contra los culpables. Por último, se dice que ocurre -otra exculpación reciente- en gran medida, por el dichoso celibato.

A la primera cuestión, cabe responder que sí, que es cierto; pero son organismos que no alardean de moral ni de ética alguna y los responsables de tales desmanes son juzgados y, en la mayoría de los casos, acaban en la cárcel, no trasladados a otros sitios donde pueden seguir haciendo daño.

A la segunda, sólo porque han sido descubiertos se están tomando ahora medidas de todo tipo. Pero si no hubiera sido así, ¿hasta cuando hubiera seguido la protección y ocultación de los responsables?

Y en lo que respecta a la tercera, ahora va a resultar que todo soltero está abocado a ser un canalla en estas cuestiones.

Desdichada Iglesia que dice estar basada en Jesucristo. Más le valiera "atarse al cuello una rueda de molino y arrojarse al mar", es decir, dejar de ser hipócrita, "sepulcro blanqueado" -también en palabras de Jesús de Nazaret- y pedir disculpas a la humanidad por su deshumanización, en vez de tanto alarde a favor de la vida, como sedicente poseedora de la única verdad que, históricamente, ha obligado en tantísimas circunstancias, a aceptar a sangre y fuego.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...