La Iglesia Católica volvió a negar su connivencia con la dictadura

No obstante, la cúpula de obispos reunida en la Asamblea Plenaria del Episcopado expresó su compromiso de “revisar” sus archivos para avanzar en el conocimiento de la “verdad dolorosa” de lo que ocurrió durante el último gobierno de facto en el que se desapareció a 30 mil personas, y exhortó a que quienes tengan datos sobre “el paradero de niños robados o conozcan lugares de sepultura clandestina, se reconozcan moralmente obligados a acudir a las autoridades pertinentes”.

"Es totalmente alejado de la verdad que haya habido una ´suerte de connivencia´ de lo que hicieron los obispos involucrados en ese momento”, indica la "Carta al pueblo de Dios" que los prelados, en referencia a las denuncias que evidencian una relación directa entre las autoridades de esa institución con la cúpula del Ejército ejerció la represión ilegal entre 1976 y 1983.

Según la agencia AICA, los obispos dijeron haber "colaborado con la justicia, cuando se nos solicitó información, de la cual podíamos disponer” de lo ocurrido en la década de 1970, un tiempo "especial de desencuentros y enfrentamientos dolorosos".

Asimismo, continúa el texto, los religiosos aseguraron que siguen “comprometidos y empeñados en promover la fraternidad y la amistad social en el pueblo argentino, para lograr caminar juntos en la búsqueda del bien común", aunque consideraron que "la reconciliación no es ‘borrón y cuenta nueva’, y menos impunidad. Es necesario: el empeño en la búsqueda de la verdad, el reconocimiento de cuanto sea deplorable, el arrepentimiento de quienes sean culpables, y la reparación en justicia de los daños causados. También debemos reconocer que el perdón y la reconciliación son dones de un Dios, que nos hace hermanos”.

Las definiciones fueron difundidas luego de los cinco días de reunión que mantuvieron en la casa de retiros el Cenáculo-La Montonera, de Pilar.

Archivos de imagen relacionados

  • Iglesia_y_Dictadura
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...