La Iglesia católica, única confesión religiosa a la que el PSOE propone cobrar el IBI

Así figura en el documento remitido por el partido de Pedro Sánchez a Izquierda Unida-Unidad Popular y a En Comú Podem.

La Comisión Islámica (CIE), la Federación de Comunidades Judías (FCJE) y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas también están exentas.

 El PSOE ha ofrecido a Izquierda Unida-Unidad Popular (IU-UP) y a En Comú Podem suprimir la exención «injustificada» de la Iglesia Católica en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en su nueva oferta a las formaciones de izquierdas, pero no menciona al resto de confesiones que también disfrutan de esta exención en virtud de los Acuerdos que tienen firmados con el Estado español: musulmanes, judíos y evangélicos.

Tanto en los Acuerdos firmados con la Santa Sede en 1979, como en aquellos suscritos en 1992 con la Comisión Islámica de España (CIE), la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), se contempla la exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Actualmente, las cuatro confesiones mayoritarias en España no tienen que pagar el IBI por sus lugares de culto y sus dependencias o edificios y locales anejos destinados al culto o a la asistencia religiosa; ni por sus edificios destinados a la formación del clero o de los ministros religiosos; ni por los locales destinados a oficinas de su comunidad.

En el caso de la Iglesia católica, se añaden a esta lista la residencia de los obispos, canónigos y sacerdotes «con cura de almas» y los edificios destinados a casas o conventos de órdenes, congregaciones religiosas e institutos de vida consagrada.

Asimismo, las cuatro confesiones gozan de la exención de los impuestos sobre transmisiones patrimoniales, siempre que los bienes o derechos adquiridos se destinen a actividades religiosas y asistenciales.

La propuesta de cobrar el IBI a la Iglesia católica sólo se recoge en los documentos enviados por el PSOE a IU-UP y En Comú Podem, mientras que en los demás (Podemos, En Marea y Compromís) no aparece.

Lo que sí plantea el PSOE a todos los partidos es «aprobar una nueva Ley Orgánica de Libertad Religiosa y de Conciencia«, así como «revisar los acuerdos vigentes con la Santa Sede».


COMENTARIO: Igual que ocurre con el IBI, una exención que no sólo afecta a la iglesia católica, también a otras confesiones religiosas (y por la ley de mecenazgo a otras entidades y fundaciones) el trato fiscal privilegiado de las religiones responde a los acuerdos que se tienen con la Santa Sede, con la Comsión Islámica, las Comunidades Judías y las Entidades Evangélicas. Por tanto hay que derogar y anular esos cuatro acuerdos y no sólo el de la Santa Sede, aunque ese tenga un carácter también privilegiado frente a los otros.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...