La Iglesia Católica transmitirá sus contravalores a todos los alumnos el próximo mes de septiembre

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) considera que el documento difundido por la Conferencia Episcopal refuerza la posición de CEAPA de que la escuela debe ser laica, y advierte de que la Iglesia Católica transmitirá sus ideas discriminatorias a todos los alumnos con la asignatura de religión y su alternativa, que entrarán en vigor el próximo mes de septiembre.

CEAPA exige al Gobierno, una vez más, que rectifique la Ley Orgánica de Calidad, eliminando la asignatura de religión del currículum escolar, porque es inadmisible que en el siglo XXI se pueda impartir en las escuelas contravalores como la discriminación a la mujer, la intolerancia hacia otras opciones sexuales y una concepción estrecha de la familia, que discrimina a cientos de miles de familias.

Los obispos sitúan a la mujer en plano de desigualdad con el hombre, promoviendo de esta manera actitudes de sumisión. CEAPA no puede creer que ningún padre o madre de este país quiera que sus hijas sean sumisas ni, por supuesto, sus hijos sometan a la mujer.

La Conferencia Episcopal pretende utilizar los colegios concertados (mayoritariamente católicos) y las escuelas públicas (mediante la asignatura de religión y su alternativa) como instrumento para divulgar su concepción de la familia y la sexualidad.

Pero CEAPA llama la atención sobre la amenaza que supone el creciente apoyo de las administraciones a los colegios concertados, cuyo crecimiento es acelerado en detrimento de la escuela pública, y que van a ser utilizados por la Iglesia Católica para combatir “la pérdida de la herencia cristiana de España” y transmitir estas ideas discriminatorias.

CEAPA advierte también del peligro de una asignatura que el próximo mes de septiembre se impartirá en todos los centros escolares y que fomentará estos contravalores. CEAPA recuerda que los contenidos de la asignatura de religión los elabora directamente la Conferencia Espiscopal, pero ésta también ha intervenido de manera directa en la elaboración de los contenidos de la opción no confesional de Sociedad, Cultura y Religión, por lo que todos los alumnos, de una u otra manera recibirán estas ideas y prejuicios.

En la escuela se deben fomentar los valores cívicos y democráticos, que pongan a todas las personas en plano de igualdad, que enseñen a defender y respetar los derechos individuales, y que contribuyan a cumplir las obligaciones ciudadanas. La escuela debe ser laica para que pueda ser lugar de encuentro de todas las culturas e ideologías, sin prevalencia de ninguna.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...