La Iglesia católica tacha a México de pueblo ‘corrupto y asesino’

Tras la matanza de inmigrantes

La brutal masacre de 72 migrantes a manos del cártel de los Zetas evidencia que México se ha convertido en "un pueblo corrupto y asesino", a decir de la Iglesia católica, que manifiesta su opinión el editorial de su semanario digital 'Desde la fe'.

"Somos un pueblo generoso y hospitalario, sin duda, pero también nos estamos dando cuenta con asombro y vergüenza que nos hemos convertido en un pueblo corrupto y asesino", apunta el texto, firmado por la Archidiócesis primada de México.

El editorial afirma que "esta tragedia no es nueva", pero que ha puesto sobre la mesa "lo que está sucediendo a diario" con relación al maltrato a migrantes centroamericanos y sudamericanos que buscan llegar a Estados Unidos.

Los 72 migrantes asesinados en Tamaulipas (norte del país), centroamericanos y sudamericanos, eran al parecer indocumentados y fueron coartados por los narcotraficantes para unirse a sus filas como sicarios. Ante su negativa, los asesinaron.

El maltrato a este colectivo comienza por la policía y las autoridades migratorias, afirma la archidiócesis. Sigue con las bandas criminales, "ante la indiferencia o complicidad de los malos y corruptos funcionarios".

Con base a cifras de organizaciones de apoyo a los indocumentados, el texto habla de hasta 200 inmigrantes muertos cada mes por causa del crimen organizado "sin que las familias puedan reclamar sus cuerpos".

"Las bandas criminales dedicadas al trafico ilícito de personas están allí, sin que la autoridad aplique la justicia y sin que nadie les impida sus grandes y sucios negocios extorsionando y asesinando a diario", se expone.

"Desafortunadamente nos damos cuenta que somos un país que grita mucho para exigir que nuestros hermanos mexicanos sean respetados en los Estados Unidos, pero poco o nada hacemos para respetar y cuidar a quienes transitan en iguales o peores condiciones a lo largo de nuestra país", continúa.

Cada año, cerca de 300.000 centroamericanos cruzan la frontera mexicana ilegalmente para dirigirse, en su mayoría, a Estados Unidos.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el número de inmigrantes secuestrados en México para pedir un rescate por ellos podría haber ascendido a 18.000 personas durante 2009.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...