La Iglesia Católica se opone a la costumbre de aventar las cenizas de los difuntos

Los obispos consideran que esparcir las cenizas es un rito pagano Tildan de fetichismo y banalización de la muerte tener la urna en casa Pablo VI permitía la libertad de elección entre cremación e inhumación Leer la noticia completa

La Iglesia prepara un nuevo documento sobre los difuntos. Aunque desde el Concilio Vaticano II se permite la cremación de los cuerpos, la Iglesia Católica se opone a la práctica habitual de aventar las cenizas tanto en la tierra como en el mar.

Los obispos consideran que el acto de esparcir las cenizas entronca con credos paganos y, simbólicamente, representa la unión de los restos con la Madre Tierra.

El documento está prácticamente ultimado, según desvela este viernes La Repubblica, y se aprobará el próximo 9 de noviembre en una asamblea extraordinaria.

La incineración fue polémica desde los tiempos de los primeros cristianos habituados a este rito funerario. Pero Jesús, fue enterrado y resucitó. Sin embargo Pablo VI promulgó un documento en el que se permitía la libertad de elección entre inhumación o cremación explicando que la cremación no afecta al alma.

La Iglesia católica tampoco considera oportuno tener en casa la urna con los restos del difunto. La considera una banalización de la muerte. Hay algún teólogo que habla incluso de un ejercicio de fetichismo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...