La Iglesia católica ocultó abusos infantiles hasta 2009

La Iglesia católica en Irlanda ocultó los abusos sexuales de niños protagonizados por sacerdotes en fechas tan recientes como 2009, una década después de que se introdujeran normas para proteger a los menores, y el Vaticano fue cómplice en el encubrimiento, dijo un informe gubernamental publicado el miércoles.

"Esto no es un catálogo de fracasos de otra época. No se trata de la Irlanda de hace 50 años. Se trata de Irlanda, ahora", dijo la ministra de Asuntos Infantiles, Frances Fitzgerald, en una rueda de prensa.

Las revelaciones de violaciones y palizas por parte de miembros de órdenes religiosas y del clero en el pasado han echado por tierra el papel dominante de la Iglesia católica en Irlanda y sacudieron la reputación de la iglesia en todo el mundo.

El último informe sobre la gestión de las reclamaciones por abusos sexuales en la diócesis de Cloyne, en el condado de Cork, muestra que clérigos de alto rango estaban todavía tratando de encubrir las acusaciones de abusos hasta casi la actualidad.

El informe, que se centra en 19 sacerdotes que supuestamente abusaron de niños durante un periodo que va desde enero de 1996 hasta febrero de 2009, explica cómo la diócesis no presentó todos los casos de abusos sexuales a la policía y no informó de ninguna sospecha a las autoridades sanitarias entre 1996 y 2008.

El obispo que entonces era responsable de la diócesis, John Magee, que había servido previamente como secretario privado a tres papas, dijo con falsedad a las autoridades que él informaba de todas las acusaciones de abusos a la policía, sostuvo el informe.

Magee dimitió en marzo del año pasado tras una investigación de la iglesia que concluyó que su gestión de las acusaciones de abuso había expuesto a los niños a riesgos. Magee pidió disculpas a las víctimas el miércoles y dijo que esperaba que el informe "proporcione el nuevo comienzo que todos esperaban en 1996".

El Gobierno va a presentar una ley ante el Parlamento que podría enviar a prisión a clérigos por hasta cinco años si no informan a las autoridades sobre el abuso de niños, dijo el ministro de Justicia, Alan Shatter.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...