La Iglesia católica noruega confiesa el abuso sexual a un niño

El ex arzobispo Georg Müller abusó de un monaguillo hace veinte años, la Iglesia ahora se compromete a indemnizar a la víctima

La Iglesia católica noruega admite que el ex arzobispo de Trondheim (Noruega) Georg Müller abusó sexualmente de un menor hace veinte años. Müller, de origen alemán, había abandonado su puesto en junio pasado alegando problemas de cooperación en la comunidad. Pero la verdadera razón fue el caso de abuso sexual, que se había mantenido en secreto hasta ahora y que es el primero confirmado en la Iglesia católica de este país de mayoría protestante.

"La Iglesia católica noruega está conmocionada en sus cimientos. En primer lugar quiero expresar mi compasión con la víctima y luego la vergüenza por parte de la Iglesia, destacando que Müller actuó contra todas las orientaciones y promesas que ha jurado", señala en un comunicado Bernt Eidsvig, arzobispo de Trondheim y Oslo.

Ahora, la Iglesia católica noruega se ha comprometido a pagar a la víctima, un monaguillo que en la actualidad se encuentra en la treintena,  un sueldo anual de entre 400.000 y 500.000 coronas noruegas (entre 50.000 y 62.000 euros) en concepto de indemnización, según ha señalado el diario Adresseavisen, que hoy publica todos los detalles del caso.

Las revelaciones de casos de abusos sexuales a menores por miembros del clero católico en Irlanda, que luego se han extendido a otros países, han desatado una crisis en la Iglesia, y el Papa Benedicto XVI pidió perdón recientemente a las víctimas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...