La Iglesia católica le cobra a Danilo Medina su postura frente al aborto

“A despecho del Concordato, el Estado nacional es laico y desde ese criterio deben partir las políticas públicas y las grandes decisiones de la República, incluyendo las concernientes a la Constitución y sus leyes”, dice el documento con la posición del periodista.

La oposición de la Iglesia católica a la reelección del presidente Danilo Medina se produce en respuesta a la flexibilización de las sanciones contra el aborto en el Código Penal, propiciada por el Gobierno, conforme al análisis del periodista Miguel Guerrero.

Para el escritor, no corresponde a la Iglesia ni a sus líderes decidir sobre el sistema electoral dominicano, toda vez que sus cotidianas intervenciones en el debate político les distrae de la misión pastoral.

Sostiene, en un documento hecho público este miércoles, que el tema de la reelección presidencial y la posible reforma de la Constitución es asunto del Congreso, los partidos políticos y los electores, “no del cardenal ni los obispos”.

“La oposición de la jerarquía católica a la reelección del presidente Medina tiene su origen en la reforma del Código Penal que flexibiliza las sanciones a la interrupción del embarazo por causas que ya la mayoría de los países democráticos han adoptado y que la Iglesia se resiste a aceptar invocando razones de orden religioso, tratándose de un tema esencial de salud pública, que debe asumir el Estado”, plantea Guerrero.

El comunicador define como un “absurdo” el hecho de que en un Estado moderno, con una constitución liberal que consagra la libertad religiosa, la Iglesia católica se inmiscuya en asuntos políticos, económicos y sobre el funcionamiento de la democracia.

Utiliza el calificativo de absurdo también para criticar los privilegios conferidos a esta religión, que al mismo tiempo son negados a otras congregaciones como las evangélicas, “de gran y creciente aceptación en el país”.

Además, se muestra seguro de que la feligresía católica “ansía ver a sus obispos y sacerdotes más entregados a cuestiones relacionadas con la fe y consagrados a su misión  pastoral, velando por la protección de la infancia, condenando la pederastia entre sus miembros y promoviendo una vida de humildad en el seno de sus congregaciones, no entregados a discusiones tan mundanas como la situación energética, la reforma constitucional, y el debate de la reforma fiscal todavía pendiente, para citar solo algunos”.

Guerrero piensa que el tema de la reelección presidencial  fue tratado con un criterio muy personalista por el presidente Leonel Fernández en la Constitución proclamada el 26 de enero del 2010, por lo que pasó de un sistema de dos mandatos consecutivos a uno limitado a un solo período, para mantener vigente su ambición de poder, “a despecho de sus muchas reiteradas protestas a favor del sistema estadounidense”.

Considera igualmente, que regresar mediante otra reforma constitucional, al sistema anterior (dos período y nunca más) no sería otra cosa que restaurar lo que él (Fernández) con tanto fervor y empeño defendió, “mientras le fue provechoso”.

Insistiendo con su crítica a la Iglesia, señaló que en el pasado, la mayoría de los obispos se manifestó a favor del modelo estadounidense, “con lo cual entran ahora en contradicción en el debate de un asunto estrictamente político, ajeno a su competencia religiosa”.

“A despecho del Concordato, el Estado nacional es laico y desde ese criterio deben partir las políticas públicas y las grandes decisiones de la República, incluyendo las concernientes a la Constitución y sus leyes”, dice el documento con la posición del periodista.

Guerrero es autor de 13 libros, incluyendo “El golpe de Estado: Historia del derrocamiento de Juan Bosch”, en el que se analiza el rol jugado por la Iglesia en el derrocamiento del gobierno del profesor Juan Bosch el 25 de septiembre de 1963

Miguel Gerrero. Escritor y periodista. República Dominicana

Miguel Gerrero. Escritor y periodista. República Dominicana

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...