La Iglesia acumula 7.000 causas de mártires del siglo XX en España, muchos de ellos relacionados con la Guerra Civil

La Iglesia cuenta aún con cerca de 7.000 expedientes sin concluir, de los 10.000 abiertos, de causas de mártires del siglo XX en España, muchos de ellos relacionados con la Guerra Civil, y que culminarán con un proceso de beatificación.

En una entrevista con Efe, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha señalado que se trata de un trabajo «muy minucioso» y ha considerado «superado» el debate sobre si los estudios se centran en víctimas de uno u otro bando de la Guerra Civil.

«Hemos repetido una y otra vez que nosotros no estamos juzgando a los verdugos, sino que la Iglesia lo que pone delante de los ojos de todo el mundo es el testimonio del amor y del perdón y eso es evangélico, donde se ha dado hay que subrayarlo sea donde sea», ha argumentado el obispo cordobés.

El prelado ha resaltado que los testimonios se centran en el «amor hasta el extremo» y eso incluye «el perdón a los verdugos que luego pasan a un muy segundo, tercero o cuarto plano», por lo que la causa en cuestión «subrayas con qué amor ha muerto el que ha muerto y cómo ha perdonado al que lo mataba».

Fernández ha puesto de manifiesto que se trata de un trabajo «muy minucioso» ya que «no se beatifica a mártires a granel», sino que se estudia «uno por uno» y, aunque la mayoría son sacerdotes, también existen causas de fieles y laicos, siguiendo la directrices del Papa Juan Pablo II, quien «dijo que teníamos que buscar ejemplos de laicos, jóvenes y niños».

Una de las causas más mediáticas es la del arquitecto Antonio Gaudí, que se ha «impulsado mucho» para unirla a «la Sagrada Familia», una obra magna que muestra «su vida vivida cristianamente» y que se está ultimando.

Fernández, único prelado de habla hispana miembro de la Causa para Los Santos del Vaticano, ha asegurado que es un «honor» que el Papa Francisco le haya nombrado para este «servicio nuevo», ya que se trata de una «tarea muy bonita».

Se trata de un «trabajo ingente» el que lleva cada causa, ya que «no se hace santo de un día para otro», por lo que cada expediente conlleva un «gran trabajo histórico y crítico acerca de cada persona».

Fernández ha reconocido que la Iglesia «camina hacia la simplificación» de los trámites de beatificación «sin perder el rigor científico y de estudio», algo «lógico» ya que a veces las causas se «retrasan años y años».

«Eso de hacer un santo sin más ya lo hizo Pablo VI con San Juan de Ávila. Se lo pidieron los obispos españoles y se acabó el proceso», ha recordado Fernández, quien también ha explicado que lo mismo hizo «Juan Pablo II en varias ocasiones, sobretodo con las personas que conocía mas de cerca», pero también ha sido el proceder «de Benedicto XVI y ahora Francisco».

Por otro lado, el obispo cordobés ha manifestado que «no es justo» hablar de una «división» dentro de la Iglesia española respecto a la situación en Cataluña y ha recordado que tanto en ese asunto como en otros, como el terrorismo en el País Vasco, siempre ha habido «declaraciones muy fuertes y valientes del Episcopado».

«Hay que comprender que los obispos catalanes son pastores de su pueblo y tienen ir dando juicio concreto en cada momento, pero no se puede decir que los obispos están divididos», ha argumentado Fernández.

Ha añadido que los obispos catalanes tienen la tarea de «acompañar a su pueblo en una situación dificilísima», ya sea política, social y religiosa, y con una sociedad «fracturada», por lo que serán «criticados si hablan o si callan».

No obstante, ha lamentado que en la sociedad impere lo «políticamente correcto» y ha denunciado que seguir esta senda hace que la verdad «casi desaparezca del mapa», de ahí que haya defendido la libertad de expresión de los obispos.

En este sentido, ha «alabado» y «aplaudido» las intervenciones del obispo de San Sebastián, Juan José Munilla, al criticar al «feminismo radical» y ha asegurado que el prelado vasco es una «de las voces más lucidas del episcopado español».

«Luego se podrá estar más o menos acertado, como yo en ocasiones, que quizás no decimos la palabra más apropiada, así que cada uno aguante su vela, pero Munilla tiene una clarividencia enorme y la prueba de que dio en el clavo es que se montó un rebufo enorme».

Finalmente, ha asegurado que todos los obispos españoles están «en plena comunión con el Papa Francisco» y ha considerado que hay un «montaje mediático para decir éstos son de los nuestros y éstos enemigos» debido a que los medios «se instalan en el conflicto», mientras que el sumo pontífice «dice que la unidad es más importante que el conflicto».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...