La humanidad esquivó el Día del Juicio Final

A pesar del gran esfuerzo de miles de voluntarios que distribuyeron panfletos y los miles de dólares invertidos en anuncios de radio para alertar sobre la llegada hoy del fin del mundo, la Humanidad tal como se la conoce esquivó una vez más el Día del Juicio Final y siguió funcionando, con sus virtudes y defectos.

La versión-profecía que anunció el Fin del Mundo para el sábado 21 de mayo del 2011 había partido de un grupo cristiano fundamentalista de Estados Unidos, en base a una traducción numerológica de la Biblia.

El grupo, nucleado alrededor de la organización Family Radio, venía asegurando que el Fin del Mundo comenzaría a las 18 locales del sábado en Nueva Zelanda, y luego se esparciría por todo el planeta siguiendo los husos horarios.

Pero los neocelandeses "sobrevivieron" a la profecía y, ya en domingo, estaban todos vivitos y coleando.

Después de pasar un sábado sin mayores contratiempos -como el terremoto previsto por Family Radio-, la organización atea New Zealand Skeptic Society (NZSS) volvió a mofarse de los fundamentalistas.

"Este tipo de predicciones llega particularmente en momentos de incertidumbre social o económica, lo que viene ocurriendo prácticamente todos los años", señaló con ironía una vocera de NZSS, Vicky Hide.

"Se puede llevar la cuenta de estos anuncios tremendistas -continuó Hyde-, y sea tanto una predicción sobre el Apocalipsis o la llegada de extraterrestres gigantes, todos tienen algo en común: están equivocados".

En efecto, esta no fue la primera vez en que el líder de Family Radio, el predicador Harold Camping, anunció el Fin del Mundo.

En 1992, este ex ingeniero devenido religioso fanático escribió un libro en el que predijo el Apocalipsis para 1994, algo que evidentemente no sucedió.

En esta nueva oportunidad, los seguidores de Camping, de 89 años, esparcieron la versión sobre el regreso de Jesús a la Tierra, en base a una "fórmula matemática" que le habría permitido al predicador establecer que hoy se cumplían 7.000 años exactos del Diluvio Universal.

En su sitio de internet, Family Radio dijo que todo comenzaría con un terremoto "tan poderoso" que removería las tumbas. "Los sobrevivientes iban a deambular en un mundo de horror y caos".

Para difundir su mensaje, cientos de voluntarios distribuyeron panfletos desde Estados Unidos a Filipinas, y levantaron carteles desde Canadá hasta Dubai.

Si bien los medios de comunicación cubrieron la campaña de Family Radio con sorna y en tono divertido, los amplios espacios dedicados a los seguidores de Camping también ayudaron a reactivar la notoriedad de su organización.

Según estimaciones, el grupo de Camping, que tiene base en California y cuenta con 65 estaciones de radio en todo Estados Unidos, recibió unos 80 millones de dólares en donaciones solamente entre el 2005 y el 2009.

Archivos de imagen relacionados

  • Jucio Final 2011
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...