La historia de la Iglesia Católica en la política argentina

En menos de diez minutos te contamos lo que tenés que saber sobre rol político que tuvo –y sigue teniendo– la Iglesia Católica en la historia argentina. Hoy ¿cambió en algo su función?

Claves:

 

  •   Con el paso del tiempo su poder político y económico creció muchísimo y esto se debe a que siempre cumplió el mismo rol ideológico que es legitimar el orden vigente naturalizando la pobreza y la desigualdad social.
  •   El artículo 2º de la Constitución Nacional, sancionada el 1 de mayo de 1853 y vigente en la actualidad, dice que “el gobierno federal sostiene el culto católico, apostólico y romano”, dándole de este modo un status privilegiado con fondos destinados del Presupuesto nacional.Fondos que le garantizan un enorme e influyente poder de decisión y de injerencia de la Iglesia sobre la vida de millones.
  •   En la década del 30 legitimaron el primer golpe militar del siglo, pero ¿qué pasó durante los dos primeros mandatos de Perón? En los 40, la Iglesia y Ejército apoyaron la mayor parte del gobierno peronista, con excelentes relaciones entre todos. Perón les dio a las instituciones religiosas un fuerte peso en la contención social y en la educación.
  •   En la última dictadura, la Iglesia se convirtió en una aliada clave porque llamaba a defender una supuesta “sociedad occidental y cristiana” por la “amenaza del comunismo y la subversión”. No fueron casos aislados sino que hubo un respaldo institucional. En el video enumeramos las distintas formas de participación de la institución religiosa durante el terrorismo de Estado.
  •   La Iglesia de la que hablamos hasta ahora es la misma que milita activamente hoy contra los derechos de las mujeres, obligándolas a morir en abortos clandestinos. La que silencia los muchísimos casos de abusos a menores en distintas partes del mundo. La misma que hoy sostiene la creciente desigualdad social pactando con el gobierno, con la oposición burguesa y con la burocracia sindical para contener la creciente bronca popular. Ya sería hora de superarla y terminar con sus privilegios o no? Ya lo vienen diciendo miles y miles y miles de mujeres este año: “Separación de la Iglesia del Estado ¡Ya!”.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...