La Heroica Academia de Infantería «Niños Héroes» oferta en Saltillo (México) educación secundaria con formación militar

Fundada hace apenas cuatro años, la Heroica Academia de Infantería «Niños Héroes» (Aldama 371. Centro Histórico) se posiciona como la primera en su tipo dentro de la capital coahuilense, ofertando educación secundaria con formación militar, al contar con clases de defensa personal, natación, rescate, primeros auxilios, grupo de comando y academia militar, lo que, según su fundador, Luis Enrique Contreras García, abona a que jóvenes saltillenses inscritos continúen con su formación académica al tiempo que adquieren valores, disciplina y actitud de servicio.

«Yo soy docente jubilado, cumplí mis 30 años de servicio. Cuando estaba por terminar mi situación laboral me puse a pensar qué era lo que haría tomando en cuenta mi experiencia. Ahorita como está nuestra sociedad en cuanto a redes sociales y la tecnología, estas prácticas absorben mucho a los jóvenes, ya ni siquiera practican un deporte o hacen sus tareas, aunado a que mamá y papá tienen que trabajar. A partir de ahí surge la idea de darle una formación al joven que lo ayude a reforzar su formación no solo en lo académico sino como ser humano. De ahí surge la idea de la Academia», compartió en entrevista con El Heraldo, Luis Enrique Contreras García.

El objetivo primordial de esta Heroica Academia es llevar a su alumnado por el camino de la rectitud, sabiduría e importancia de la actividad física en sus vidas, lo que corresponde a su vez con su compromiso de evitar que caigan en malos hábitos como el uso de las drogas y la violencia.

«Nosotros de algún modo formamos líderes porque como manejamos secundaria militarizada, ellos tienen un grado militar económico que es al interior. Tengo cadetes de segundo grado que tienen mayor grado, digamos intelectual, que compañeros de tercero, se lo han ganado con base a pruebas físicas que se les ponen, sus calificaciones, su comportamiento y demás. Muchas veces están acostumbrados a no tener reglas o limites, pero se van dando cuenta de cómo comportarse en relación a la situación en la que estén», mencionó.

Siendo también una completa opción para que los padres de familia desempeñen sus actividades laborales de manera oportuna, al tener servicio de atención de 7:20 de la mañana a 6:30 de la tarde, este espacio brinda al alumnado comidas balanceadas en relación con sus actividades y seguridad de estar en un espacio monitoreado por su personal.

«El proyecto toma en cuenta que los muchachos tienden a quedarse en casa solos toda la tarde sin ninguna supervisión y llega un momento en que no adquieren un hábito por si mismos de realizar las tareas de casa, sus tareas escolares, este proyecto se creó con base en eso. Como salen a las 6:30 de la tarde aquí se les da la comida y la atención. Ya los papás no tienen esa presión, la Academia es un apoyo para su formación en casa», refirió.

Otra de sus distinciones radica que al ser una escuela de infantería, los estudiantes obtienen grados militares que van desde cadete hasta oficial, de la mano de especialistas en la materia como el comandante Rodolfo Amaya Rodríguez, quien sirvió a la Marina de México como sargento de Infantería; el shifu Roberto López Rodríguez, quien se encarga de la defensa personal; y el comandante Pascal Hernández Dávila, certificado como bombero ante instancias estadounidenses, por mencionar algunos de los docentes.

«Todo nuestro personal está perfectamente capacitado, de hecho tengo un sargento de infantería de Marina en México, que imparte la parte militarizada. Entre todos complementamos la parte militarizada que es la que nos da la pauta para poder trabajar en una forma secuencial con los muchachos», comentó.

Cabe señalar que al estar incorporada a la Secretaría de Educación, la Academia, que da cabida tanto a mujeres y hombres, se cumple con un programa académico propio de una secundaria regular y con duración de tres años.

FUTUROS MILITARES

El aficionado a las bandas de guerra, habló del interés que los muchachos tienen de servir a su nación, por lo que algunos ya le han comentado su intención de convertirse en militares y formar parte de alguna modalidad de las Fuerzas Armadas de México.

«Varios de los alumnos que tenemos su intención es continuar con una educación militar más formal o de otro nivel. De los cadetes que tenemos tienen idea de continuar en la Marina o en el Heroico Colegio Militar, por ejemplo», destacó.

EXPANSIÓN

Tal ha sido el éxito de la «Niños Héroes» que su director ya gestiona lo conducente para contar con bachillerato y primaria, ya que aseguró, los mismos alumnos y papás, piden que se abran estas modalidades para continuar con sus estudios en esta institución.

«Estamos por iniciar el bachillerato. Viene también el proyecto de primaria, si podemos empezar desde primaria empezarlos a manejar para que en secundaria tengan una madurez más temprana, sería oportuno. Queremos acentuar bien bachillerato y enfocarnos en primaria, para pensar en un futuro en algunas carreras universitarias», precisó.

Actualmente la Heroica Academia de Infantería «Niños Héroes», que cuenta también con atención psicológica profesional, atiende a 56 cadetes, de entre 12 y 15 años, de los cuales seis son mujeres.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...