La hermandad de Córdoba peregrina al Rocio (Y el Alcalde la despide con honores)

Los efectivos del Plan Romero se encargarán de realizar el seguimiento de la hermandad de Córdoba, la primera de las 107 filiales que emprende hoy el camino hacia la aldea almonteña de El Rocío con motivo de la romería de Pentecostés. La peregrinación de esta filial da comienzo esta tarde cuando se celebre su misa de romeros en la Catedral, tras lo que hará un recorrido por el centro de la capital. Sobre las 19:30 está previsto que la hermandad llegue hasta las puertas del Ayuntamiento, donde tendrá una recepción con el alcalde, Andrés Ocaña. La noche la pasarán en el extrarradio de la ciudad, en el polígono La Torrecilla. Mañana la hermandad emprenderá camino hacia la provincia de Sevilla, donde cruzará el río Guadalquivir por Coria para luego dirigirse a Aznalcázar y atravesar el Quema, alcanzar Villamanrique y, finalmente, enfilar la Raya Real por el cancelín de Hiojos hasta llegar a la aldea. Los cordobeses llegarán a su destino el 21 de mayo, tras nueve días de peregrinación.

La de Córdoba es una de las 30 filiales que cuentan con un dispositivo de seguimiento GPS, lo que permite su localización en tiempo real así como mejorar la respuesta de los operativos de emergencia en caso de que se produzca cualquier incidente. El Plan Romero se ha visto marcado este año por la climatología y sus efectos sobre los caminos, aunque finalmente se podrá transitar con normalidad por la práctica totalidad de los trayectos tradicionales.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

viernes, 14 de mayo de 2010

Hasta ocho vivas lanzó ayer el hermano mayor de la Hermandad de El Rocío, Bernabé Jiménez, cuando la carreta del simpecado se puso en marcha hacia Huelva desde el Ayuntamiento. Cientos de personas acudieron a la tradicional despedida de la hermandad, que cada año se celebra en la puerta principal del Ayuntamiento. A la despedida no faltó el alcalde, Andrés Ocaña, ni miembros de la Corporación municipal, como el teniente de alcalde de Cultura, Rafael Blanco; el presidente de la Gerencia de Urbanismo, Francisco Tejada, y ediles del PP como Rosario Alarcón o Luisa María Arcas, entre otros.

El primero en llegar a Capitulares fue el alcalde de Carretas, José Antonio Jiménez, quien se encarga de mantener el orden de la comitiva durante todo el camino. Con una Salve rociera al son de flautas y tamboriles, el simpecado se hizo paso hasta llegar a la iglesia de San Pablo, donde la corporación de Gloria de El Rocío saludó a la hermandad de las Angustias, lo que provocó un inmenso aplauso.

A los 250 peregrinos que iniciaron el camino les quedan aún por delante ocho etapas hasta llegar a la aldea almonteña. Pero ninguno de ellos mostraba reparo alguno del camino. "Lo hacemos por devoción", sentenció Manuel Ruiz, uno de los romeros.

A pie, a caballo o sobre una carreta son las opciones en las que se puede hacer el camino, en el que se recorren unos 30 kilómetros por jornada. Antonio Gutiérrez es de los que van en un carro desde hace 17 años. De todos ellos, "sólo he hecho el camino completo unos 12", reconoció y este año tampoco lo podrá hacer, ya que no será hasta el próximo miércoles cuando se desplace hasta Sevilla y desde allí retomará el camino junto a la hermandad cordobesa. Gutiérrez detalló los pormenores de cada etapa: "nos levantamos a primera hora y comenzamos a caminar tras el desayuno". La primera parada, continuó, "es a las 12:00 para rezar el Ángelus, y tras su rezo se continúa hasta las 15:00, más o menos, hora en la que se almuerza". Tras una merecida siesta o descanso, los peregrinos reemprenden el camino a partir de las 17:00 y hasta la noche "continuamos andando", añadió. Este romero reconoció que no hay ningún momento del camino con el que se puede quedar porque "todos son muy bonitos". "A El Rocío voy porque me encanta y son un buen creyente", concluyó.

Ante su primer camino como máximo responsable de la hermandad, Bernabé Jiménez negó que tuviese "inexperencia", ya que ha participado de manera activa en los últimos 15 años. Eso sí, ante la amenaza de lluvia y el estado de algunos de los parajes que van a atravesar durante los próximos días apuntó que "se prevé un camino duro". Jiménez también aprovechó para hacer un llamamiento para aquellas personas que se incorporarán en los próximos días y les recomendó que "no vayan por libre, sino que se junten y lo hagan con devoción".

Este año, la crisis también ha afectado a los romeros y por ello el número de asistentes se ha reducido con respecto a otras ediciones. A pesar de ello, la comitiva cordobesa, que ayer pasó su primera noche del camino en el polígono de la Amargacena, cuenta con una quincena de enganches, unos 40 caballos y 250 peregrinos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...