La gobernadora de Arizona veta la ley que permitía la discriminación de homosexuales por motivos religiosos

La ley aprobada por el Congreso permitía no atender cliente homosexuales, si el dueño alegaba motivos religiosos.

La ley de Arizona que permitía que los dueños de negocios pudieran discriminar a los clientes siempre y cuando entendiesen que hacerlo violaba sus creencias religiosas, una medida que afectaba directamente a los gais, entre otros colectivos, ha sido vetada este miércoles. Así lo ha anunciado la gobernadora del Estado, Jan Brewer, en rueda de prensa. Solo faltaba su firma para que entrará en vigor.

“Cuando fui nombrada a principios de este año, hice la promesa de hacer todo lo que pudiera por la economía de Arizona, y somos un Estado en el que un negocio puede tener éxito y en el que un niño o adulto cuenta con un sistema de protección. La ley que estamos discutiendo hoy es la primera que llega a mi despacho", ha comenzado Brewer.

“La regulación SB1062 no se preocupa, ni está dirigida a proteger la libertad religiosa de Arizona. En estos días, no he oído ningún ejemplo en Arizona en el que la libertad religiosa de los dueños de negocios haya sido violada. La ley está redactada en términos generales y podría llevar a consecuencias imprevistas y negativas. Después de escuchar todos los argumentos, he decidido vetarla”, ha informado Brewer.

La medida, que llegó a su despacho el lunes y que para una gran número de estadounidenses fomentaba la discriminación, ha tenido bajo un intenso escrutinio a la gobernadora de Arizona y ha abierto un polémico debate en la sociedad estadounidense, entre los que argumentaban que la ley defendía la libertad religiosa y los que denunciaban que la regulación era un paso atrás para conseguir la igualdad en EE UU.

Bajo la regulación, el proyecto de ley de un negocio hubiera estado protegido ante un tribunal si hubiera sido juzgado por un acto de discriminación, siempre y cuando la acción hubiera sido realizada amparado por una creencia religiosa, “a la que se ha llegado con honestidad”, y que el haber dado ese servicio hubiera ido en contra de su fe.

Para los detractores, la medida era “antigay y discriminatoria”, y solicitaron a la gobernadora que no la firmaba. Para ellos, la norma era un ataque directo a los matrimonios homosexuales. Algo que contradice la tendencia que se está produciendo en EE UU en los últimos meses, donde 17 Estados de los 50 que conforman la nación -en Illinois, entrará en vigor en junio de 2014- más el Distrito de Columbia han legalizado estas uniones. La ley llegaba en un momento en el que la mayoría de la ciudadanía estadounidense apoya el matrimonio homosexual. Exactamente, un 52%, según la última encuesta elaborada por Gallup.

“La regulación también afectará a la economía de Arizona, a los dueños de negocios del Estado, y está amenazando que seamos los anfitriones de la Super Bowl el año que viene”, agregaron los detractores. Durante estos días, varios miembros de la NFL han mostrado su disgusto hacia el proyecto de ley en varios medios estadounidenses.

Además, grandes empresas estadounidenses como Apple, American Airlines y la cadena hotelera Marriott, también pidieron a la gobernadora de Arizona que vetará la ley. Las cartas y llamadas de estas tres grandes compañías, que alertaron de las consecuencias negativas para la economía del Estado, fueron parte de las más de 10.000 comunicaciones que recibió la oficina de Brewer durante esta semana, informó una portavoz de su equipo.

La gobernadora republicana ha cedido a la presión. "La libertad religiosa es un valor importante estadounidense y de Arizona, por lo que no puede ser algo discriminatorio", ha concluido Brewer.

Brewer gobernadora Arizona 2014

La gobernadora Jan Brewer. / Ross D. Franklin (AP)

Archivos de imagen relacionados

  • Brewer gobernadora Arizona 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...