Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La genuflexión de la baronesa

Blanca y radiante se mostró Carmen Cervera, o lo que es lo mismo, la baronesa Thyssen, ante monseñor Rouco Varela, a quien recibió hincando rodilla en tierra (bueno, casi, que el protocolo eclesiástico no exige tanto) al tiempo que le besaba el anillo cardenalicio.

El motivo de este momentazo, genuflexión incluida, no era otro que el hecho de que Rouco Varela estuvo por el museo Thyssen para echar un vistazo a la exposición 'Encuentros', una muestra de imágenes de la vida de Cristo organizada con motivo de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar en Madrid el próximo 20 de agosto.

Tita confesó que estaba "encantada de colaborar" en los preparativos que tendrán lugar con motivo del JMJ, unas jornadas que incluirán la visita de Benedicto XVI.

Quizá el contacto tan estrecho que ha tenido con lo más granado de la curia le haya servido a la baronesa para hacer examen de conciencia y acto de contrición acerca del distanciamiento de su hijo Borja; de la inquina que le tiene a la mujer de éste, Blanca Cuesta, a la que ha puesto de fulana para arriba cientos de veces; de la negativa a mantener contacto con los hijos de la pareja… en fin, de esas rencillas familiares que ocupan un día sí y otro también las páginas del papel rosáceo.

Que se anime a confesarse ahora que Madrid está plagado de confesionarios móviles porque esa actitud podría ser pecado y, sobre todo, porque Dios es amor y la perdona seguro.

Archivos de imagen relacionados

  • Rouco Thyssen

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share