La Generalitat recomienda no ceder espacios a los musulmanes para la Fiesta del Sacrificio del Cordero

El Departament de Justícia, a través de la Direcció General d’Afers Religiosos, ha enviado una carta a los ayuntamientos en la que recomienda no ceder espacios para hacer la plegaria multitudinaria musulmana del primer día de la Fiesta del Sacrificio, a causa de la Covid-19.

La Fiesta del Sacrificio, ‘Eid Al-Adha’, comienza este año el 31 de julio, el próximo viernes, y se celebrará durante tres días. Afers Religiosos ha hablado previamente con entidades y representantes de las diferentes federaciones islámicas, que comparten la preocupación del contexto actual. El año pasado se calcula que se sacrificaron más de 50.000 corderos para medio millón de musulmanes en toda Cataluña.

La carta también recuerda tres normas de los protocolos para la fiesta: solo los carniceros podrán entrar en los mataderos a buscar los corderos, con cita previa; los mataderos no han de entregar corderos a particulares; y está prohibida la concentración de personas en los alrededores de los mataderos. La fiesta se celebra matando un cordero según el rito islámico. La carne se comparte un tercio en familia, un tercio con personas necesitadas y un tercio con amigos o vecinos, aunque no sean musulmanes.

A causa del coronavirus, se recomienda pedir cita previa a la carnicería para evitar concentraciones. La Agència de Salut Pública de Catalunya ha puesto a disposición de los mataderos recomendaciones y protocolos de actuación. Así, solo los carniceros podrán entrar en estos recintos, siempre con cita previa. Los particulares solo podrán adquirir la carne en las carnicerías.

El sacrificio de los animales se llevará a cabo durante los tres días establecidos. Las condiciones sanitarias hacen imposible ampliar las horas de la jornada, y no se pueden hacer más horas como en otros años se había hecho. Por eso, es importante repartir los encargos en los tres días establecidos, para evitar aglomeraciones.

Las comunidades islámicas tradicionalmente piden a los ayuntamientos espacios para hacer la plegaria conjunta del día de la fiesta. Ese año la Generalitat recomienda que no se haga por prevención. De hecho, en los municipios con restricciones del área de Barcelona, el Segrià, la Noguera y el Alt Empordà no se pueden reunir más de 10 personas. Además, en toda Cataluña es obligatoria la mascarilla en espacios cerrados y abiertos, aunque se mantengan las distancias de seguridad.

La fiesta rememora, según la tradición islámica, el sacrificio que Abraham (Ibrahim) ofreció a Dios a su hijo como un acto de fe, pero Dios intervino y le proporcionó un cordero para que lo sacrificase en lugar del hijo. La fiesta se comparte con familia, amigos, vecinos y los más necesitados.

Se celebra el décimo día del mes islámico de ‘Dhu I-Hijja’, y como se trata de un calendario lunar, cada año se avanza unos 11 días respecto al calendario gregoriano. Coincide con el peregrinaje que hacen cada año millones de musulmanes a La Meca, aunque este año no será así a causa de la Covid. Supone uno de los cinco pilares o preceptos fundamentales del Islam.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...