La futura ley de libertad religiosa evitará polémicas, cree Gabilondo

Reconoce que no entiende por qué los españoles convierten «todo en elemento de confrontación» ·· CCOO reclama mayor calidad antes de ampliar la escolarización obligatoria

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, expresó ayer en Valladolid su esperanza de que la inminente reforma de la Ley de Libertad Religiosa, que ultima el Ministerio de Justicia, evite la "permanente confrontación" relacionada con los símbolos que representan convicciones.

Gabilondo, que ayer firmó un protocolo de colaboración con el Gobierno de Castilla y León, confesó que no entiende cómo los españoles se las arreglan "para convertir todo en elemento de confrontación: la lengua y los símbolos, cuando deberían unir en vez de separar".

"Espero que la nueva ley traiga un espacio global de libertad, entendimiento y convivencia", añadió tras ser preguntado por la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que ha asistido la reclamación de una madre italiana que pedía la retirada de crucifijos en un colegio de su país.

En líneas generales, explicó el ministro, "en España se ha sabido resolver estos asuntos en los propios centros, a través de los consejos escolares".

Gabilondo se mostró cauteloso ante la jurisprudencia que pueda derivarse tras la resolución del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, por lo cual pidió "la colaboración de todos para no iniciar nuevas batallas".

Por otra parte, y tras la propuesta hecha hace unas semanas por el ministro de Educación sobre la posibilidad de ampliar la edad de escolarización obligatoria en un futuro próximo hasta los 18 años, como ya ocurre en muchos países europeos, entre los que citó expresamente a Portugal, CCOO pide "más calidad educativa" antes de que esta medida se pueda llevar a cabo.

Para el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO andaluza, José Blanco, "esta medida se anuncia de forma adelantada y en un momento poco adecuado porque, más allá de lo positivo de ampliar la educación y formación a la ciudadanía, existen en el sistema educativo deficiencias que deben solucionarse antes y que son, entre otras, culpables de los altos índices de fracaso escolar".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...