La fundación gastó 327.719 euros un año después de la visita del Papa

El Consell no ha justificado las cifras de la organización a pesar de que han pasado ya más de 6 años

La Fundación V Encuentro Mundial de las Familias cumplió su actividad fundacional el 9 de julio de 2006 cuando el Papa Benedicto XVI despegó del aeropuerto militar rumbo a la Ciudad del Vaticano. Pese quedarse legalmente sin actividad y haber acumulado una deuda de más de tres millones de euros, la organización que reunía a tres administraciones públicas y al Arzobispado de Valencia gastó 327.719,79 euros en el año 2007, según las cuentas de la entidad a las que ha tenido acceso Levante-EMV.

Las propias cuentas revelan que la actividad de la fundación prácticamente se redujo a cero puesto que los gastos de personal en 2007 sólo llegaron a los 10.441,73 euros, cuando el año del encuentro fueron de más de 100.000 euros. Los gastos por colaboraciones y del órgano de Gobierno fueron de 372,50 euros. Lo único que aumentó fueron los gastos financieros que llegaron a 17.626,46 euros.

Para cuadrar estas cifras, que a día de hoy todavía no han sido justificadas pese a haber pasado seis años, la fundación recibió 398.644,20 euros, 345.655,24 de patrocinadores y 52.988,60 de subvenciones. Todo ese dinero, como había pasado un años antes con la llegada del Papa a Valencia, fueron inyectados por administraciones públicas.

En la memoria de actividad abreviada de las cuentas de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, que fueron depositadas en 2009, la entidad ya daba por descontado el fin de su actividad. «Es público y notorio el buen fin de la actividad fundacional de la entidad, con lo que se considera alcanzado el objeto fundacional de la entidad. Durante el mes de julio se organizó con éxito en Valencia el V Encuentro Mundial de la Familia. El encuentro finalizó con la celebración de la solemne Eucaristía que presidió Su Santidad Benedicto XVI el 9 de julio de 2006», llega a decir la fundación.

Es más, en los estatutos de la entidad, en la que participa la Generalitat, el Ayuntamiento de Valencia, la Diputación de Valencia y el arzobispado, se deja claro que sus actividad va dirigida a preparar, coordinar y promocionar la visita del Papa a Valencia. Un año después, no se debía haber planteado nada puesto que la propia actividad de la fundación no lo contempla.

A fecha de hoy, la Fundación V Encuentro de las Familias todavía no ha sido liquidada pues mantiene una deuda con Acciona de unos dos millones de euros por el alquiler de 7.000 urinarios móviles que se pusieron a disposición de los peregrinos durante los tres días que duró el evento. Además, sólo han sido depositadas las cuentas de 2006, 2007 y 2008.

La jefa de servicio de Entidades Jurídicas de la Generalitat, Teresa Clemente, ha negado a la diputada socialista Ana Barceló el acceso a las cuentas de 2009,2010 y 2011 al no haber sido «depositadas y archivadas». Y eso que han pasado seis años del evento y pese a que la fundación está sin actividad.

En la memoria abreviada de gestión económica de 2006, que se encuentra adjunta a la cuenta de resultados, la fundación no da una sola explicación de a dónde fueron a parar los 12.265.247,20 euros que se gastaron en la organización del evento. Ese gasto superó los ingresos por los que la entidad cosechó unas pérdidas de 2.864.340,49 euros, que todavía hoy arrastra en parte.

12.079.006,49 euros de los gastos hechos por la fundación en 2006 fueron computados en epígrafe «Otros gastos, servicios exteriores». No se da más explicación en la memoria de la entidad depositada en la Generalitat. En cambio sí que se revelan los gastos de personal, que fueron de 109.165,08 euros, más las cargas sociales de 35.033,25 euros. Las personas contratadas con cargo a la fundación fueron cinco.
Otro gasto que aparece en la memoria de actividades es de los voluntarios. Según explica el documento, 9.864 personas colaboraron en el acontecimiento y sus gastos generados por esta colaboración fueron de 40.971,39 euros. El dinero invertido en aplicaciones informáticas también aparece, aunque no es muy elevado ya que sólo se contemplan 11.639,57 euros. La Fundación V Encuentro Mundial de las Familias dispuso de una póliza de crédito de 500.000 euros otorgada por Bancaja y de la que se gastaron 352.620,81 euros en 2006.

Justicia solicita información
Y esa falta de información es la que le recrimina la propia Conselleria de Justicia en 2009 cuando se presentan por primera vez las cuentas de 2006, 2007 y 2008. El departamento encargado de velar por la fundaciones públicas le dice que «falta la memoria de actividades, la información sobre el cambio de órganos de gobierno, así como el cumplimiento del plan de actuación, indicando los recursos empleados, su procedencia y el número de beneficiarios de cada una de las actividades realizadas y los convenios firmados».

Un gasto oficial de 12,6 millones y un total de más de 31
La Fundación V Encuentro Mundial de las Familias se gastó en 2006 12.265.247,20 euros, a los que hay que sumar los 327.719 de 2007 que revela hoy este periódico. Las pérdidas del primer año fueron de unos 3 millones. En 2010, la Conselleria de Justicia inyectó en la entidad otros dos millones de euros, aunque no sirvieron para saldar la deuda total porque la entidad todavía no ha sido liquidada. Ese dinero se debe sumar a los dos millones de euros que se tienen pendientes con la empresa Acciona por el alquiler de los 7.000 urinarios que utilizaron los peregrinos. En total, 16,6 millones se invirtieron en la visita del Papa a través de la fundación creada para ello y financiada con capital público. A este montante hay que sumar los 14,7 que abonó RTVV por este encuentro, dinero ahora investigado en el caso Gürtel. Así, más de 31 millones de euros fueron gastados en el evento entre la entidad y la televisión valenciana. Todavía no hay un cifra oficial.

El altar donde el papa Benedicto XVI ofició la solemne misa del V Encuentro Mundial de las Familias.

Archivos de imagen relacionados

  • Visita Ratzinger altar Valencia 2006
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...