La Fiscalía estudiará si es delito llamar fornicadoras a las mujeres perfumadas

El Gobierno remite al Ministerio Público las palabras de un estudioso del Corán de Melilla que criticó también los tacones de aguja y los pantalones vaqueros

La Delegación del Gobierno en Ceuta ha puesto este jueves en manos de la Fiscalía la conferencia del estudioso del Corán de Melilla Malik Ibn Benaisa, la cual denunció el PSOE por tildar de "fornicadora" a la mujer que usa perfume y tacones de aguja.

En un comunicado, la Delegación del Gobierno ha asegurado que ha actuado de esta manera tras recibir los datos de la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer, dependiente de esta institución.

Por este motivo, se ha remitido a la Fiscalía el contenido de las declaraciones del Malik Ibn Benaisa Mumin para su análisis y valoración por si de ellas se derivara alguna vulneración de preceptos legales o constitucionales.

La medida se ha adoptado después de que el martes la secretaria de Igualdad del PSOE, Sandra López Cantero, lamentara en una rueda de prensa las "lindezas" pronunciadas por el orador. "La mujer no puede llevar la cara y manos descubiertas, no puede llevar tacones de aguja, tiene que llevar un pañuelo para taparse el pecho o no puede usar perfume porque la que lo usa es una fornicadora", apuntó la socialista citando al orador.

El melillense Malik Ibn Benaisa pronunció esta conferencia en una mezquita y fue televisada por la radiotelevisión de Ceuta (RTVCE).

Tras las acusaciones del PSOE, Ibn Benaisa no desmintió haber hecho las manifestaciones polémicas, aunque trató de contextualizarlas en la doctrina islámica. "Mi mensaje siempre ha sido el de aconsejar, y no el de imponer, pues esto no forma parte del Islam, pues en el Corán Dios nos deja claro que 'No existe coacción en la religión".

En relación con el uso del hiyab, el melillense ha apuntado que su utilización "es algo que el Corán y otros libros sagrados como la Biblia aconseja a las mujeres para cubrirse el cabello". "Por algo las monjas y mujeres religiosas lo practican y criticar que yo haya dicho esto sería criticar a los libros sagrados", ha argumentado.

Llevar "la mirada baja" es, desde su punto de vista, "algo común en una persona casta, no solamente por el hecho de ser musulmana, pues bajar la mirada en ocasiones y no comerse con la misma a personas del sexo opuesto es algo de pura lógica que también está prescrito en el Corán, donde Dios nos dice en numerosas ocasiones, 'tanto a hombres como a mujeres', que seamos recatados en la mirada".

Ibn Benaisa ha matizado, en relación con las mujeres y el uso del perfume, que no utilizarlo para salir a la calle "es algo prescrito en el Islam, que no obliga a nadie a hacer nada, pero sí para agradar al Creador de los Mundos". "La palabra que se utiliza en este dicho profético, en árabe 'zânia', puede significar varias cosas, y aunque en muchos textos es traducido como 'fornicadora', el sentido es muy amplio", ha referido, "y alude al fuerte olor a perfume que una mujer puede desprender de su cuerpo, y el efecto que puede causar en ciertas personas al pasar delante, causando o pudiendo causar pensamientos impuros en algunos hombres débiles".

La recomendación para no usar tacón de aguja es "una cuestión de lógica", según su criterio: "El Islam no tiene nada contra el tacón de aguja", ha reconocido, "pero aconseja a las musulmanas a no usarlo, pues al igual que una monja no los llevaría por no ir acorde a su indumentaria, la mayoría de las mujeres musulmanas debería, como consejo, plantearse el usarlos".

Por último, en declataciones que realizó el pasado martes, Ibn Benaisa ha apelado de nuevo a la tradición islámica para dejar claro que "el Islam prohíbe, en sus textos, que una mujer se depila las cejas, no el entrecejo, y esto no lo digo yo sino el profeta Muhammad".

El estudioso ha trasladado su "más enérgica condena" a "aquellos que en pro de insultar el Islam inventan acusaciones a su antojo sin antes informarse" y ha resaltado que "siempre he abogado por apartarse de los extremismos y mis conferencias están llenas de alusiones al respecto".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...