La Fiscalía discrepa de la juez y considera que el caso de María José Carrasco “no es de violencia de género”

La Fiscalía General del Estado discrepa de la titular del Juzgado de Instrucción número 25 de Madrid y considera que el caso de María José Carrasco “no es de violencia de género”, después de que la magistrada Raquel Robles que investiga a su marido, Ángel Hernández, por ayudarla a suicidarsese inhibiera ayer en favor de un juzgado de Violencia contra la Mujer.

Así ha informado a los medios de comunicación la fiscal de sala de Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Najera, en una breve comparecencia en la mañana de este jueves, convocada de urgencia en la sede de la Fiscalía General, en la que ha anunciado que el Ministerio Público recurrirá el auto de la juez en el que se inhibe a favor de un juzgado de Violencia contra la Mujer.

La fiscal Martín Najera considera que el suicidio asistido de María José Carrasco no se dio en “el contexto de discriminación sobre la mujer” que es necesario para considerar la existencia de violencia de género. “Ella había pedido reiteradamente de forma pública y voluntaria terminar el sufrimiento. Ella había adquirido las herramientas para llevarlo a cabo, ella había decidido el momento y pidió ayuda a su marido para ejecutar este hecho”, ha argumentado la representante del Ministerio Fiscal.

“Es necesario que exista un móvil de humillación sobre la mujer y que se dé el sustrato o el contexto de discriminación y de situación de desigualdad del varón sobre la mujer” para que se pueda acusar a una persona de cometer un delito de violencia de género, ha señalado la fiscal, que ha criticado los argumentos esgrimidos por la juez Robles en su auto por considerarlos “una valoración sesgada” de la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...