La Fiscalía de Burgos investiga un posible delito en el caso de la niña del velo

La menor lleva desde el inicio de curso sin entrar en clase en su instituto por llevar ‘hiyab’

La Fiscalía de Burgos ha abierto diligencias para investigar la existencia de un posible delito en la última polémica sobre la presencia del 'hiyab' (velo islámico) en las aulas. Una menor de origen marroquí de 13 años lleva desde principio de este curso apartada de clase en el instituto Félix Rodríguez de la Fuente, situado en el barrio del Gamonal (Burgos). La menor, que cursa 1º de ESO, acude todos los días a la biblioteca donde sigue las lecciones con fotocopias y solo coincide con sus compañeros durante el recreo.

El reglamento de régimen interior del centro incluye un artículo sobre la vestimenta. Bajo techo, los alumnos "tendrán descubierta la cabeza salvo que, por prescripción médica acreditada, no puedan hacerlo". La familia defiende que un velo no es como una gorra y que forma parte de la identidad religiosa de la menor. El centro contrapone que no entra en esas cuestiones, solo en códigos de conducta. El abogado de la familia y experto en este tipo de casos, Iván Jiménez Aybar, ha señalado que "es la primera vez en España en la que, mientras se decide si se permite el 'hiyab', se aparta a la niña de todas las clases".

El fiscal jefe de Burgos, Santiago Mena, ha confirmado la apertura de esas diligencias, que no suponen ningún cambio en la situación escolar de la menor. La estudiante seguirá acudiendo a la biblioteca cada día si no se retira el 'hiyab' que porta desde los 11 años.

"Renunciar al velo sería como quitarme la piel", explicó la menor a EL PAÍS la semana pasada. Según el fiscal, la decisión sobre si debe o no seguir apartada de las clases corresponde a la Dirección Provincial de Educación, que apoya la actuación de la dirección del centro y ofrece a la chica trasladarse a otro instituto.

La familia de la alumna envió un escrito a la Fiscalía de Menores de Burgos el 6 de octubre en el que explica que la menor porta el velo en su documento de identidad del extranjero. El texto recoge que, el

21 de septiembre, la dirección advirtió a la menor de que no podía ir a clase con el velo y le advertía de que "debería matriculase en otro centro", un extremo que la familia rechaza. El escrito no alude a ningún tipo de delito, pero el abogado considera que el director del centro puede haber incurrido "en prevaricación y coacciones", que es lo que ahora debe dilucidar la Fiscalía.

Jiménez Aybar, que también es profesor de Derecho Eclesiástico del Estado en la Universidad Autónoma de Barcelona reclama a la Dirección Provincial de Educación de Burgos "ordene la vuelta de la niña a las clases" tras la apertura de la investigación del fiscal. "Debe terminar ya su aislamiento", dice el letrado. "Adoptar una medida de apartamiento de la chica de las clases, conminándola además (y a su

padre) a solicitar un traslado voluntario del centro, al margen del procedimiento establecido, no puede recibir el aval de la Dirección Provincial de Educación".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...